ÁNGEL ORTEGA – ALTONA DOCK

 

Ángel Ortega es triatleta de ironmans y fundador y director creativo de ALTONADOCK, una firma española de moda que se inspira en tierras australianas.

La historia de Ángel y de ALTONADOCK es tremendamente inspiradora, empezó a diseñar y fabricar ropa para poder competir en carreras de motos. Como él dice, con pequeñas metas va consiguiendo grandes objetivos.

Jesús.


Jesús Sierra Crespo: Nos encantan las historias tan inspiradoras como la tuya  ¿Cómo pasa alguien del motociclismo, al triatlón a fundar una empresa del mundo de moda? ¿Cómo es esto?

Ángel Ortega: Así de fácil, como lo has dicho, pues supongo que fruto de muchas casualidades, como todo en la vida, hay circunstancias en la vida de cada uno, que marcan, y en este caso yo participaba en carreras de forma amateur , carreras de motociclismo, y  bueno los presupuestos, los patrocinios no nos llegaban para llegar al final del campeonato y decidí hacer unas prendas, y bueno allí empecé, y aquello fue un poco más allá y decidimos, yo decidí, dar un salto dentro del mundo de la ropa, pero vamos, sin pensar en lo que hoy tenemos ¿no?, hasta donde  hoy he conseguido llegar, que  no es que sea mucho, pero un sueño casi hecho realidad,  bueno, entonces es un fruto casi de la casualidad digamos, y de mucho trabajo claro.

Jesús Sierra Crespo: ¿Eso siempre, no?

Ángel Ortega: Sí, sí eso siempre, gratuito no hay nada.

Jesús Sierra Crespo: S dice que detrás de toda gran empresa, hay una buena historia. ¿Cuál es la historia detrás  de Altona Dock? Un poco lo que me has dicho pero…

Ángel Ortega: Pues fíjate cuando decido ir un poco más allá y hacer bueno, algunas prendas, creo una marca que nada tiene que ver con lo que ahora mismo es Altona Dock, y hago unas prenditas unas camisetas, unos polos , bueno cuatro cosas y bueno estaba en una etapa de mi vida  en la que necesitaba romper con todo, evolucionar, dar un salto en mi vida, y sobre todo siempre he querido ser dueño de mi vida ¿no?, no que la sociedad o lo que está establecido dirigiera lo que yo quería ser o hacer, y bueno, ni corto ni perezoso pues cogí dos maletas y me fui a Australia a vender aquellas cositas que yo había hecho, bueno pues me cruce el mundo con más vergüenza que otra cosa y con más miedo que nada, me plante en el aeropuerto de Barajas con dos maletas y me fui a Australia y allí es donde realmente empieza la historia de Altona Dock.

Jesús Sierra Crespo: Eres director creativo, para la gente que no está muy metido en el mundo de la moda o que no sabe exactamente ¿Cuál es la función de un director creativo de una marca de moda? ¿Qué es lo que haces?

Ángel Ortega: Pues mira, esto lo he tenido que aprender durante este camino Porque yo no venía para nada del mundo de la moda. La función de un director creativo, en este caso la función del director creativo de Altona Dock, es crear colecciones cada seis meses, y son las que durante seis meses o mi función es esa inspirarme, crear, prácticamente de 240, 260 referencias y ponerlas a la venta cada temporada, y el problema de esto es que todo tiene fecha de caducidad, entonces, no vale de nada que hoy hayas hecho una colección fantástica, porque al día siguiente hay que empezar de nuevo, es algo muy volátil. Esa es la función principalmente.

Jesús Sierra Crespo: ¿Y cómo es el estilo general de la marca? ¿Cuál es vuestro público objetivo y qué es lo que hacéis en Altona Dock?

Ángel Ortega: Pues como ves es todo  un casual wear y bueno va  sobre todo  a gente … , yo siempre digo una cosa que hoy por hoy está todo muy globalizado ¿no? entonces al final  todos en el día tenemos momentos y bueno el que trabaja en un despacho, pues ira de traje durante el día , pero  cuando salga del despacho le apetece un momento de afterwork o de relax o lo que sea y tendrá un momento para ponerse de una manera más desenfadada, nosotros lo que hacemos en Altona es precisamente cubrir una etapa o una parte del día. – ¿A quién vamos?- Pues a gente que tenga un poco el espíritu este de la marca, que sea vitalista, que le guste el color, que tenga un punto atrevido, dentro de que trabajo ropa bastante clásica.

Jesús Sierra Crespo: ¿Dentro de eso, no?

Ángel Ortega: Si, exacto.

Jesús Sierra Crespo: Me has dicho antes, que tu función es, pues eso, buscar inspiración para crear dos colecciones al año… cuéntame un poco, bueno, tampoco en detalle, pero si, como es el proceso desde que tú te sientas, o si no te sientas o caminas o paseas para inspirarte, desde que inicias el proceso de creación de una colección hasta que está en las tiendas. Ósea, ¿Cómo te inspiras, como buscas la inspiración, como eso pasa a producción, como se distribuye, como es la película entera.

Ángel Ortega: Pues esto, como dice una amiga mí,  es un milagro.

Jesús Sierra Crespo: ¿Un milagro que ocurra?

Ángel Ortega: Si, un milagro, desde que sale de mi cabeza a través de un lápiz, lo plasmo en un papel, hasta que está colgado en una tienda, ósea, el proceso es larguísimo. Como te digo, cuando tu presentas una colección, para mí, como director creativo, ya tengo que estar trabajando y pensando en la siguiente, por lo tanto esos seis meses son los que tienen diferentes etapas, una etapa inspiracional, una etapa en la que vas guardando ideas, y una etapa en la que conjugas todas estas ideas, otra etapa que es en la que la plasmas en un papel, y cuando ya tienes tu ficha hecha con lo que ya quieres hacer, yo en mi caso  que sigo todo el proceso, me voy a las fábricas, diseño los tejidos, selecciono los hilos, colores, ósea, no hay nada que compre hecho , entonces el proceso es larguísimo, por eso cuando llega a las tiendas ….

Jesús Sierra Crespo: Ha sido un camino enorme ¿no?

Ángel Ortega: Bueno, yo cuando veo la ropa por aquí colgada digo – ostras, si somos viejos amigos, llevamos mucho tiempo juntos –

Jesús Sierra Crespo: ¿Y el inicio de esa cadena, la inspiración? Eso me interesa especialmente saber, digamos, ¿En los diseñadores hay una especie de bloqueo del escritor también? ¿Qué te pase que no se te ocurra nada? ¿Eso pasa?

Ángel Ortega: Si, claro sin duda, sin duda hay momentos de bloqueo.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cómo desbloqueas eso?

Ángel Ortega: Mira, el proceso de creación, no solamente es una musa que te llega, es una experiencia, ósea , de cuando yo empecé a hoy, lógicamente yo ya sé cómo estructurarme, es complicado a estas alturas que te falte esa inspiración ¿no?, porque la experiencia, tú vas madurando como diseñador, ya sabes las cosas que salen mejor. Al final, no cabe duda que somos creadores, creamos cosas, pero también en mi caso, gestiono un negocio, gestiono una empresa, por lo tanto los números a veces también condicionan las creaciones. Yo podría hacer cosas que a mí me apasionan, me alucinan y yo digo – ostras¡ esto es lo que quiero hacer hoy – pero luego hay una parte financiera que te dice – bueno, las camisas con tres mangas a ti te pueden flipar, pero seguramente no vamos a poder vivir de ello – Por lo tanto, si hay una parte romántica y demás, pero hay una parte práctica y de números, entonces dentro de eso , pues bueno, eso es lo que marca que hagas una colección de una manera o de otra, siempre siguiendo un estilo , el estilo ya está muy definido, siempre se va evolucionando, porque creo que a nuestro público hay que darle cosas nuevas siempre, pero en fin, hay que seguir esa directriz, no podemos saltárnosla, porque ya no seríamos Altona Dock, seriamos otra cosa, otra marca.

Jesús Sierra Crespo: Oye hay una cantidad enorme de fundadores de empresas, que se aferran al puesto de CEO como… hasta que al final es demasiado tarde y muchas veces eso pues es un detrimento a la propia marca ¿no? Tú has conseguido ser “solo”, vamos a entrecomillar insisto, director creativo, ¿Cómo has hecho eso? ¿Cómo has tenido la distancia y la sangre fría de decir – no yo me voy a limitar a esto y la gestión del día a día lo van a hacer otras personas -?

Ángel Ortega: Bueno, en realidad, esa es la parte que no se ve, pero que también desarrollo, y también tengo un equipo de gente a mi alrededor, toda la gente que trabaja conmigo que me ayuda, pero como buen emprendedor que he sido y emprendedor desde el minuto uno , es decir he hecho todo, ahora en la actualidad si necesito, yo me veo que necesito ayudas externas, a nivel CEO, a nivel de gestionar un negocio, porque ya se me escapan, ósea, porque de pronto lo era, no sé, casi un juego o probar a hacer algo, se ha convertido en que de realmente es una empresa, es un negocio que tenemos 130 puntos de venta, que estamos, bueno, creciendo en otra línea y necesitas un asesoramiento. La parte más visible de Ángel Ortega es de director creativo, pero la cara B es que también soy el CEO de la empresa, con un equipo de gente, eso sí, porque si no sería imposible que yo pudiera estar al frente de todo.

Jesús Sierra: ¿Te multiplicaras por tres, no?

Ángel Ortega: No, no soy omnipresente.

Jesús Sierra Crespo: Oye, háblame de tu faceta de triatleta, ya me has dicho algo al principio, pero muy someramente ¿Cómo llegaste al triatlón? Y sobre todo ¿Qué te da, para que te compense el sacrificio y el tiempo que conlleva pues los entrenamientos, viajar a competir?

Ángel Ortega: Esto me da el equilibrio: Este mundo de la moda o el mundo en que yo me muevo tiene ciertos sacrificios, ciertas cosas con las que yo tampoco me identifico mucho, porque al final yo he llegado aquí por casualidad ¿no? Si cierto que ahora mismo, cuando ponen debajo de mi nombre director creativo , ahora si me lo creo, pero hasta hace un tiempo y no muy lejano, yo si me llamaban director creativo, pensaba que estaban diciendo a otro ¿no?. A mí el deporte siempre me ha aportado mucho, los valores del deporte, el espíritu este que trasmite el sacrificio, los retos y demás. Al final Altona es el resultado de un reto que yo me marque en mi vida, el enfrentarme a algo, yo soy mucho de enfrentarme a las cosas , de no rendirme y bueno lo extrapolo al deporte o el deporte lo extrapolo a mi trabajo y un día casualmente yo siempre había hecho, yo que sé , un poco de deporte de mantenimiento para las carreras y demás, pero me acuerdo un día que dije, no se supongo que tuve una catarsis, dije – voy a probar a hacer algo nuevo – entonces salí de casa y dije, le dije a mi chica – hoy me voy a ir a correr hasta que no pueda más y cuando no pueda más te llamaré , para que vengas a buscarme – Bueno, la sorpresa fue que llegue a un punto que ya era bastante lejano y dije –  bueno, ¿y si me doy la vuelta y vuelvo corriendo? – y llegue a mi casa, no me lo creía, tarde un montón de horas pero llegue a mi casa y me di cuenta de que mi cabeza era fuerte como para asumir ciertas cosas. Y ahí empecé hasta que me metí en el triatlón. El triatlón es circunstancial, es decir no es mi fin ser triatleta, mi fin es superar retos, superar barreras que yo me ponga en mi cabeza ¿no? Hoy es el triatlón de larga distancia, pero mañana puede ser pues una carrera por el desierto, no lo sé, ¿sabes? Plantearnos retos que nos hagan sentir vivos, y, bueno, pues ahora lo estoy focalizando ahí, y si me lleva por todo el mundo, ¿Cómo mola viajar, no? A mí me encanta viajar y gracias a Dios también tengo un trabajo que me lo permite.

Jesús Sierra Crespo: Hablando de esto ¿Qué es eso de “cuéntanos tu reto y lo hacemos contigo”? Háblame de esto.

Ángel Ortega:  Pues esto es como contarle al que sea así un flipadillo como yo de la vida, a mí me ha costado mucho llegar, porque se cuenta esta parte bonita, pero al final todo esto tiene un coste y bueno, yo he conseguido llegar hasta que me apoyen marcas, otras marcas además de Altona Dock, a financiarme esto. Hay mucha gente  que tiene muchos retos, no tienen que ser deportivos ¿no?, porque nosotros en la web hemos puesto “cuéntanos tu reto” y no tienen por qué ser deportivos, a lo mejor quieres, ¿Qué se yo?, escribir un libro, una cosa que a mí me alucinaría poder escribir un libro, pero ni muchísimo menos tengo capacidad creativa hasta ese punto o al menos creativa literaria. Todo el que quiera hacer algo distinto y se sienta en un desierto, ostras, pues cuéntanoslo, a lo mejor oye, resulta que quieres correr en el Polo Norte en pantalón corto un maratón, ostras, llámanos que seguramente te vayamos a apoyar. Si vas a hacer cosas un poco menos… o más ortodoxas, pues probablemente no nos toque la fibra ¿no? Lo que sea, no tiene por qué ser deportivo, pero si cualquier reto que uno se marque y queremos ayudar dentro de nuestras posibilidades.

Jesús Sierra Crespo: Eres director creativo de una firma de moda, y me acabas de decir que la cara B es que digamos metes bastante la mano en la gestión ¿no? deduzco, triatleta, viajas por todo el mundo haciendo ironmans, padre de familia. ¿Tienes hábitos o rutinas que te ayuden a tener los pies en la tierra y no verte sumergido en el día a día o en los detalles del día a día?

Ángel Ortega: Sobre todo soy una persona muy disciplinada y soy metódico y creo que es importante para hacer todo lo que hago, tanto mi trabajo, mis retos, parte deportiva y por supuesto padre de familia. Al final para mí  lo más importante, de las tres cosas, es ser padre de familia, si yo soy una persona que llevo a cabo de una manera metódica y muy escrupulosa mi trabajo y mi parte deportiva, estoy trasmitiendo unos valores a lo que más me importa en la vida que es una hija que tengo. Por tanto la clave está en eso, en ser disciplinado y muy metódico, el día tiene 24 horas , si con todo lo que hago no lo estructurara bien, sería imposible, absolutamente imposible.

Ángel Ortega: Ángel, si no estuvieras en el mundo de la moda, imagínate este universo imaginario en el que la moda no existe, ¿Qué te gustaría hacer o que otra industria o que otro sector te atrae? ¿Qué harías?

Ángel Ortega: Yo, me gustaría ser naufrago (risas). Estar en una isla perdida y no hacer absolutamente nada. No lo sé, no lo sé.

Jesús Sierra Crespo: ¿Ni piensas en ello?

Ángel Ortega: No, porque es lo que quiero. Siempre he luchado por hacer las cosas en que he creído ¿no? No necesariamente cuando he creído en algo, he pensado que iba a ser mi futuro, no, era lo que me apetecía hacer en ese momento. La vida me ha llevado a que esto forme parte… vamos no forme parte, sea mi vida ¿no? y creo que es lo que se hacer medianamente, medianamente ni si quiera bien, pero nos da para comer y para ser felices, porque mi máxima en esta vida es eso, ser feliz. Por lo tanto, si no hubiera sido esto, pues supongo que no hubiera valido para muchas más cosas, no sé, cualquier cosa, no tengo nada concreto. Lo que si te digo, seguramente, si no hubiera sido esto y hubiera sido cualquier otra cosa, lo hubiera hecho de la misma forma con mucha pasión, lo que fuera, no sé, aunque fuera banquero, siempre con mucha pasión, y esto es lo que trato de trasmitir tanto a mi gente, a mi equipo, como a mi hija, echarle pasión.

 

Jesús Sierra Crespo: ¿Cuándo oyes la palabra exitoso, qué persona te viene a la mente?

Ángel Ortega: Pues me viene, pues muchas personas, supongo que me vienen muchas personas pero quizá muchos, no sé, empresarios, supongo, gente que ha culminado metas ¿no? Sin embargo fíjate, yo creo que el éxito es el principio de la derrota, del fracaso, yo creo que la gente cuando llega al éxito se acomoda. Yo creo que para mí, por supuesto no creo que este en el éxito, pero yo creo que esto es como cuando tienes una relación ese momento del cortejo, que es la parte que más mola y la que más pasión tiene. Creo que cuando luchas por algo, en este caso el trabajo o la moda lo que yo hago, mi marca, lo más bonito de todo esto es sentir que estas siempre escalando, que estas siempre subiendo ¿no? Yo creo que en el momento que llegas arriba, si es que en algún momento llegamos arriba, y espero que no llegue ese momento en el que diga – bueno, ya he llegado hasta arriba,  ya me relajo – yo creo que ese es el principio del fin, el principio de empezar a caer. No sé, yo creo que lo del éxito, es una palabra para mí que tampoco me apasiona mucho.

Jesús Sierra Crespo: Y la última pregunta Ángel ¿Si pudieras levantar el teléfono y tener una corta conversación con el Ángel Ortega de veinte años, qué le dirías o qué consejo le darías?

Ángel Ortega: Pues, consejo no le daría ninguno, porque no me gusta dar consejos.

Jesús Sierra Crespo: ¿Ni a ti mismo?

Ángel Ortega: Ni a mí mismo, pero solamente le diría una cosa – haz exactamente lo mismo que yo he hecho para llegar donde estoy – No cambiaría nada, no me arrepiento de nada. A ver hay cosas que han estado mal, muchas, y hay cosas que han estado bien, pero las cosas que han estado bien han sido resultado de todas las que he hecho mal, que como te digo no han sido pocas, pero  eso es lo que ha hecho que hoy sea como persona como soy y este donde estoy. Por tanto – no cambies, sigue luchando por lo que crees y adelante –

Jesús Sierra Crespo: Ángel Ortega, director creativo de Altona Dock muchas gracias por recibirme en tu casa. Ha sido un verdadero placer y hasta la próxima.

Ángel Ortega: Muchas gracias a ti Jesús, cuando quieras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.