Dr. Mario Alonso Puig: Mecanismos del Miedo

El Dr. Mario Alonso Puig es experto en liderazgo, comunicación, gestión de estrés y motivación. Es autor de varios libros, entre ellos El Cociente Agallas, Premio Espasa 2013

En esta entrevista ahonda en el mecanismo fisiológico del miedo, en como ser valientes nos hace  más listos y en el origen de la mayoría de nuestros temores.

————–

Jesús Sierra Crespo: Bienvenido doctor Alonso Puig.

Dr. Mario Alonso Puig: Muchas gracias, muchas gracias.

Jesús Sierra Crespo: Un placer tenerte en el podcast. ¿Mario, como es el mecanismo fisiológico del miedo?

Dr. Mario Alonso Puig:  Pues un mecanismo sumamente complejo, porque ten en cuenta, Jesús, que nosotros pertenecemos al 0,1% de las especies de las que existe registro fósil y que todavía siguen vivas – ¿Cómo hemos conseguido esto?- Pues lo hemos conseguido, entre otras cosas, porque hemos sabido distinguir la amenaza , antes de que fuera demasiado tarde. Los mecanismos del miedo, lo que intentan es captar cualquier cosa que pueda suponer una amenaza. Esto que está muy bien, desde el punto de vista físico, porque nos puede dar recursos, cuando nos enfrentamos, por ejemplo a un depredador, se convierte en un problema cuando la mente o ciertos compartimentos de la mente, utiliza estos mecanismos para generar unos miedos que los vivimos como reales y que son simples alucinaciones o simples espejismos que la mente es capaz de crear y por eso hay personas perfectamente capaces de hacer frente a un montón de desafíos pero el miedo les atenaza, el miedo les esclaviza, ¿no?. Entonces, la anatomía del miedo es una anatomía que tiene un sustrato neural, un sustrato también en el cuerpo, un sustrato fisiológico, pero que también tiene un enorme componente mental, entender la relación entre los dos espacios, creo que es importantísimo para vivir con más confianza, con más ilusión y con más serenidad.

Jesús Sierra: Oye, en mayor o menor  medida todo ser humano tiene este miedo primario o visceral a no ser aceptado ¿no?, a no ser suficiente a no estar a la altura, esto nos viene de cuando teníamos que vivir en grupos y para poder sobrevivir, hace miles de años y necesitamos la aprobación de los demás, pero esto ahora se ha convertido en una carga, ¿no?¿Cómo hacemos para gestionar esto?

Dr. Mario Alonso Puig: Fíjate, yo diría Jesús que el miedo es un incluso más profundo que eso,  es un miedo de orden ontológico, es decir metafísico,  va más allá de lo que es puramente físico. Tu ten en cuenta, que una de las grandes diferencias que nosotros tenemos con los animales es la autoconsciencia, la capacidad reflexiva, de darnos cuenta de las cosas. Un animal, bueno, nace, va creciendo, y llega un momento en el que envejece y muere, pero no tiene esa constancia de la muerte que tenemos nosotros, es decir, llega un momento que nos damos cuenta que las cosas son perecederas , que yo tengo unas arrugas que ayer.. que hace unos años no tenia, que me duele algo que cuando era más jovencito no me dolía, tengo que ir a funerales de padres de amigos míos, tengo que asistir a entierros, y el concepto de la muerte es algo que está muy dentro del ser humano ¿Qué ocurre? Que esta sensación de vivir en la intemperie , esta sensación de estar solos, esta sensación de que todo pasa y todo cambia, hace que uno de los sistemas más potentes para reducir esa sensación de soledad, sea encontrar amparo, encontrar cobijo ¿Dónde lo encuentras? Con los demás. ¿Cuál es el otro lado de la moneda, en este caso el otro lado del filo de la espada? Está en que a veces por ese deseo de encontrar cobijo en los demás nos quedamos muy esclavizados por su opinión y llega un momento que para nosotros esa opinión se convierte en lo que nos mueve, y ahí es donde yo creo que tenemos que mejorar.

Jesús Sierra: Ya, Mucho trabajo que hacer ¿no?

Dr. Mario Alonso Puig: Mucho trabajo que hacer

Jesús Sierra Crespo: Oye, ¿Tú crees que pensamos demasiado, Mario? ¿Eres de los que suscribe que demasiado análisis lleva a la parálisis?

Dr. Mario Alonso Puig: Bueno, es una cosa muy fácil de observar…Hay dos tipos de pensamiento, el automático que no sirve para casi nada, y el reflexivo que sirve para casi todo. El pensamiento automático son la cantidad de juicios y de prejuicios que manejamos diariamente y que hacen que muchas veces condenemos las cosas, o incluso las personas sin ni siquiera conocerlas, este es un pensamiento que está demostrado que daña la salud, por sorprendente que parezca este tipo de pensamiento daña la salud porque genera muchísima tensión, genera mucha ansiedad, genera un montón de  angustia y esto repercute en el cuerpo. La reflexión es diferente, la reflexión pide sosiego, pide una interiorización, pide aquietar la mente, suspender este pensamiento automático, ahondar más en una idea, y por eso la reflexión si es muy útil. Por eso todo lo que es la serenidad, el silencio, momentos de meditación, etc. tiene un efecto tan saludable en nuestro cuerpo.

Jesús Sierra Crespo: De bienestar ¿no?

Dr. Mario Alonso Puig: De bienestar, claro.

Jesús Sierra Crespo: ¿Qué haya tantas empresas de éxito en Silicon Valey, es aparte de por otras  muchas razones , es porque el ambiente es propicio para eso, ¿no? Se acepta el fracaso, y entonces los emprendedores lo intentan más veces y entonces al final  por estadística, pues también hay más éxitos ¿no? ¿Cómo podemos trasladar ese principio a nuestra vida, para intentar crear un entorno en el que nos dé menos miedo tomar decisiones y  hacer más cosas?

Dr. Mario Alonso Puig: He tenido la ocasión de visitar distintas empresas en Silicon Valley y conocer gente muy metida en el mundo del emprendizaje y la conclusión a la que he llegado yo, es la siguiente, porque Silicon Valley es una excepción incluso en EE.UU, solo hay un lugar que yo conozca que tiene la misma dinámica o la misma filosofía que Silicon Valley , se llama MIT Instituto Tecnológico de Massachusetts, que está en Cambridge enfrente de Boston. ¿Para mi cual es la fórmula de éxito? La fórmula de éxito tiene  unos ingredientes muy sencillos, lo que pasa es que no son muy fáciles de aplicar. El primero, como muy bien decías tu Jesús , es una relación con el fracaso radicalmente distinta a la que tenemos por ejemplo en Europa, ante el fracaso , ellos no se sienten fracasados, ellos sencillamente ven que una vía se cierra y hay que probar un camino diferente, y en el camino, en ese proceso de emprender un camino diferente, tienen que ver que aprendizaje sale de esa vía que no ha funcionado, eso es lo primero, el impacto del fracaso en Europa, y sobre todo en muchos países del arco mediterráneo es tremendo, ósea una persona fracasa y se siente fracasada el propio contexto le apunta con el dedo, etc, ese es el primer punto. El segundo punto es, el segundo ingrediente es la cooperación, yo he visto unos niveles de cooperación en Silicon Valley, y sé que los hay en el MIT espectaculares, como también los hay en la cocina del País Vasco, entre ellos comparten muchísimo las recetas, no se ven como contrincantes se ven como compañeros en un proceso de conseguir un cocina lo más creativa posible y son un muy buen reflejo de un Silicon Valley en España ¿no? Entonces, esta cooperación está muy basada en el tercer ingrediente que es la generosidad, la generosidad como deseo de ayudar al otro a crecer, esto desde una mente muy racionalista, desde una mente muy cartesiana, parece un absurdo, yo recuerdo esa frase, que me parece tan lamentable, que es “al enemigo ni agua” ¿no? entonces proyectas enemigos donde podría haber amigos, y ¿Qué pasa? Que al final se pelea por un trozo de la tarta en lugar de trabajar juntos, para ver cómo hacemos la tarta  más grande. Creo que esa es la clave, y también que ha habido obviamente, el cuarto ingrediente que yo pondría allí es que exista una facultad, es decir, una universidad. Silicon Valley no existiría si no existiría Stanford, la universidad de Stanford es una universidad que genera emprendedores, el MIT, es una  institución a nivel mundial, que genera mayor número de emprendedores, sin embargo como contexto global  Silicon Valley es algo absolutamente diferencial, y eso es lo que yo he contemplado, casi todas las empresas han crecido alrededor de Stanford, Stanford es una universidad muy implicada en dar una enseñanza práctica, en favorecer la mentalidad de emprender, la mentalidad de crear valor, y eso indudablemente ha tenido un impacto alrededor.

Jesús Sierra Crespo: Se dice que al final del día somos la media entre las cinco personas con las que más interactuamos,  entonces si yo me paso el día con cinco amigos victimistas  viendo la televisión es probable que yo acabe siendo el sexto pero ¿Cómo hacemos cuando necesitamos interactuar con ciertas personas que no podemos quitar de nuestra vida, por ejemplo un familiar cercano? ¿Cómo podemos gestionar eso?

Dr. Mario Alonso Puig: Esa es una pregunta bastante compleja voy a intentar resumir la respuesta. No se si son cinco, seis o diez las personas que de alguna manera nos impactan tanto pero no cabe duda que  es así, y es así  entre otras , por el descubrimiento hace unos años, en la Universidad de Parma, en el norte de Italia, cerca de Milán de las neuronas espejo, neuronas que son capaces de reproducir en nosotros el estado de emocional de otra persona, cuando tu estas rodeado de personas que tienden a ver la vida de forma muy negativa o muy pesimista, por vía inconsciente y sin que tú te des cuenta , a ti eso te va afectando, entonces eso  una de las razones por que es tan importante rodearse de gente positiva, de gente por lo menos que tienda a ver las cosas con un punto,  de ilusión, con un punto de alegría, ahora también es verdad esa situación que se produce que si una persona tiene que convivir con un familiar que a lo mejor tiene una depresión, yo en este caso lo que diría es lo siguiente,- no puedes cuidar de los demás si no te cuidas a ti mismo – es decir, hay veces que estas personas creen que tener espacios para cuidarse, para recuperarse de algo que desgasta tanto como es prestar atención o estar al lado de una persona que tiene una enfermedad que genere mucho desgaste, sea un Alzheimer, sean distintos niveles de Parkinson, sea una depresión, etc. , pueden pensar que dedicar tiempo a ellas es egoísmo, yo creo que eso está muy mal entendido – tú no puedes cuidar a los demás si estas lleno de frustración, si estas agotado, si estas que no puedes más – entonces yo lo que haría sería eso, es decir, asumir que esta es una prueba de amor, tener que cuidar de una persona que en ese momento lo que necesita es que se la quiera cuando a lo mejor hace lo opuesto que nos gustaría que hiciera y que a veces protesta y nada es suficiente y por otro lado la importancia extrema de que esas personas que estén cuidando a personas enfermas también se cuiden así mismas.

Jesús Sierra Crespo: ¿Qué es la neuroplasticidad? Y ¿Qué es eso de que ser más valientes nos hace más listos, que he leído en uno de tus libros?

Dr. Mario Alonso Puig: Si, la neuroplasticidad es dentro de la neurociencia del S.XX y comienzos del S.XXI, obviamente, pero es un descubrimiento del S.XX, es el descubrimiento más importante que se ha hecho en  neurociencias, hay que tener en cuenta que el  cerebro es una estructura de una complejidad tremenda y que siempre se había dado por hecho que las neurona a partir de cierta edad prácticamente no se modificaban, bueno había algunos cambios en los receptores, en la membrana etc,etc pero no mucho más. Don Santiago Ramón y Cajal ya intuyó, hace muchísimos años, que la neuroplasticidad era un hecho, no lo podía demostrar porque hace falta una tecnología muy sofisticada, pero lo intuyo, era una persona…, un gran científico, era una persona con una gran visión ¿no? y la neuroplasticidad es la capacidad del cerebro de moldearse desde la mente ¿Qué quiere decir? Si yo introduzco… vamos a utilizar una analogía muy pobre pero nos puede servir, si yo considero que el cerebro es un ordenador lo que es el hardware, la parta física del ordenador y la mente es el software, es decir el disco el programa que yo incluyo pues claro, yo puedo entender perfectamente que lo que de ese hardware dependa también de ese software, pero no se me ocurriría pensar que el software tiene  la capacidad de cambiar físicamente el ordenador, sin embargo la mente si tiene la capacidad de cambiar físicamente el cerebro, hoy se sabe que dependiendo del tipo de mentalidad que tu tengas una mentalidad más optimista o más pesimista, esa mentalidad moviliza una serie de neurotransmisores, una serie de hormonas,  una serie de cambios electromagnéticos, que si producen cambios físicos en el tejido cerebral, esto es lo que se llama neuroplasticidad. Hay de muchos tipos, está la neuroplasticidad de aquella neurona que cambia los receptores de su membrana y se hace, por ejemplo,  más sensible a un tipo de neurotransmisor imaginemos por ejemplo uno que es el gammaminobutirico, que es el que te genera la sensación de paz, de calma imaginemos lo que significa que una neurona aumente el número de receptores, quiere decir que esa persona disfrutará  de una mayor calma, de una mayor serenidad, pero también en esa neurona puede cambiar su forma de conectarse con otras neuronas, entonces crean nuevas dendritas, es decir nuevas prolongaciones, crean nuevas ramificaciones de su axón con lo cual ella manda información de otras neuronas y de esta manera se crean nuevos circuitos, pero hay una tercera forma de neuroplasticidad que es la más sorprendente, que se llama neurogenesis, que es la formación de nuevas neuronas a partir de células madre, hoy solo se han identificado sitios, los bulbos olfativos, `pero hay uno de ellos , el segundo, que se llama hipocampo, que es un centro de extraordinaria importancia porque es el que te permite reinventarte, es el que te permite cambiar tu forma de ser y de  estar en el mundo, pues ahí, específicamente en la capa  K3, se ha podido ver que se forman nuevas neuronas, entonces en veintiún días una célula madre se convierte en una neurona, entonces estamos hablando de un proceso absolutamente prodigioso ¿Qué ocurre? Que cuando una persona tiene una mentalidad más positiva, cuando una persona está más ilusionada, cuando una persona se arriesga más en la vida, y si se tropieza, aprende, se levanta y sigue adelante la neuroplasticidad se favorece en todas sus dimensiones, hay nuevos receptores en la membrana, hay nuevos conectores en los circuitos y hay nuevas neuronas, pero si una persona ante los fracasos, ante las dificultades cae en la depresión, cae en la desesperanza cae en la sensación de impotencia, hay dos hormonas que empiezan a subir a niveles muy peligrosas, bueno una es un neurotransmisor que es como una hormona intercerebral y otra es una hormona que funciona en el cerebro y fuera, el neurotransmisor es el glutamato, entonces el glutamato cuando una persona está muy tensa, muy nerviosa, llena de ansiedad, yo no puedo con esto, no sé qué… y se queda allí, se queda ahí tal cual, empieza a subir y el cortisol empieza a subir, el cortisol entra también en tejido cerebral, la combinación de los dos llega a matar neuronas, ósea, lo primero bloquea todo el proceso de neurogenesis, y es que además mata neuronas, entonces es un ejemplo claro de cómo la mente es capaz de afectar físicamente al cerebro.

Jesús Sierra Crespo: ¿Y hacernos más listos?

Dr. Mario Alonso Puig: Claro tú te haces más listo porque la inteligencia es la capacidad de resolver problemas y adaptarte, si tú tienes neuronas que están más conectadas, neuronas que comparten más información, neuronas que trabajan mejor, indudablemente tu capacidad de resolver problemas, tu capacidad de adaptarte aumenta.

Jesús Sierra Crespo: Háblame de Elisabeth Kübler- Ross

Dr. Mario Alonso Puig: Bueno, Elisabeth Kübler-Ross es una mujer ya, afortunadamente, bastante conocida, psiquiatra, discípula de Carl Gustav Jung, suiza y esta mujer se fue a EE.UU, y fue la primera mujer que se ha atrevido a hacer un estudio de las emociones de las personas, de los enfermos que estaban muriéndose, esto generó un problema enorme porque… bueno no gustó nada ese tipo de estudio, la despidieron , pero había tenido tanto impacto su primer libro que se montó una especie de motín social, que la tuvieron que readmitir. Esta mujer que los mensajes que manda son potentísimos, dice que una de las cosas que más la impresiono cuando acompañaba a personas que se estaban muriendo es, con que frecuencia le decían – me habría atrevido más en la vida – en lugar de recordar algo que no había funcionado, algún fracaso que habían tenido, lo que recordaban sobre todo desde esa nueva perspectiva  que tiene que dar ese momento, que en algún momento todos pasaremos por el fue – que pena , ahora veo con claridad que me tenía que haber atrevido más – .

Jesús Sierra Crespo: Se arrepentían más de lo que no habían hecho que de lo que si habían hecho, ¿No?

Dr. Mario Alonso Puig: Exacto, si, si.

Jesús Sierra Crespo: Los primeros siete años de vida son fundamentales, ¿no? en la forma en que se forma nuestra personalidad y la forma en la que luego vamos a  estar en el mundo ¿no?. Dinos dos o tres consejos para los padres que están ahí fuera, que creas, bueno, que puedan ayudarles a darles más confianza a sus hijos o a ser adultos más valientes.

Dr. Mario Alonso Puig: Yo sé que ser padre es precioso y no es fácil, yo diría que el lema, por lo menos que intento seguir en mi vida, lo mejor que sé es – dales raíces para crecer y alas para volar –  es decir  las raíces para crecer es darles unos sólidos valores, unos sólidos fundamentos, para que no anden a la deriva por la vida, hoy en una sociedad que donde parece que todo vale, no podemos olvidar que un valor es aquello que perfecciona a una persona y no depende de la cultura depende de nuestra humanidad, de cómo somos como seres humanos, entonces lo primero esas raíces son los valores, valores por los que tienes que estar dispuesto a dar la cara y asumir la perdida que va a implicar el que des la cara por ellos, esos valores solo les vas a trasmitir si tú los vives, les sirvas de ejemplo. Y luego alas para volar, es decir, que hay que favorecer que nuestros hijos tengan oportunidades para equivocarse, para aprender y para salir adelante, a veces nuestro deseo de protegerles de todo hace que esas alas no se abran y queremos que sigan  exactamente un camino, no, nosotros tenemos la suerte de tener una vida, dejemos que ellos tengan la suya, obviamente si están haciendo algo que nos parece peligroso, es nuestra obligación, nuestra responsabilidad marcárselo, pero eso de que – tienes que hacer la misma carrera que he hecho yo, porque eso es tradición en la familia – o – no te dediques a la música o no te dediques a tal que te morirás de hambre – me parece que es una cosa que no lleva a ningún sitio.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cómo pasa alguien de la cirugía y la medicina a comunicar sobre motivación, sobre liderazgo, y  todas estas cosas de las que hablas?

Dr. Mario Alonso Puig: Pues pasas cuando te das cuenta que eso es parte de la medicina, cuando te das cuenta que la medicina no es solo hacer un buen diagnóstico y llevar a cabo una buena intervención quirúrgica , sino que la medicina es también y sobre todo no perder de vista jamás que delante tienes a un ser humano, no un caso clínico interesante, y si tienes un ser humano pues lógicamente tienes que conectar, encontrarte con ese ser humano, tienes que tener la capacidad de ponerte en su lugar, entender su sentir, y ayudarle a aflorar ese potencial esos recursos que todo ser humano tiene, entonces es natural dentro del proceso de hacerse médico tener esta inquietud, por eso me sorprende que algunas personas, esto no lo vean así, y que piensen que la medicina es algo exclusivamente de orden científico y técnico y que no tiene ningún componente humanista, yo creo que es científico, técnico y humanista.

Jesús Sierra Crespo: Sé que eres un lector voraz,¿ ha habido algún libro en tu vida que te haya marcado especialmente o que haya significado un punto de inflexión de como ves la vida?

Dr.  Mario Alfonso Puig: Yo leo mucho es verdad, llevo muchos años leyendo mucho, un libro que me marco mucho fue un libro del profesor Pedro Lain Entralgo, el gran médico, extraordinario antropólogo, catedrático de  historia de la medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, se llamaba “La relación médico enfermo” ese libro me marco mucho porque precisamente hablaba de esto, hablaba de hasta qué punto el encuentro con otro ser humano, la comunicación, la relación entre el médico y el enfermo tenía una capacidad sanadora, ¿no? La investigación reciente en el campo de la psiconeuroendocrinomulogia demuestra claramente esto, es decir el encuentro con otro ser humano, que un ser humano se sienta cobijado, entendido, comprendido, querido moviliza un montón de hormonas enormemente positivas, baja aquellas que son negativas y favorece todo el proceso de recuperación del organismo y entre ellos la actuación del sistema inmune que es el que nos defiende frente a bacterias, virus y tumores, es decir, hoy no hay duda desde el punto de vista científico, que la relación médico enfermo cuando es una relación cordial, amistosa, afectuosa , llena de respeto y consideración es en si misma, por si misma sanadora.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cuándo oyes la palabra exitoso, que persona te viene a la mente y por qué?

Dr. Mario Alonso Puig: Me viene, cualquier persona que independientemente del cargo que ocupe se sienta agradecida por estar viva.

Jesús Sierra Crespo: ¿Hay algún personaje histórico que te hubiera gustado conocer, Mario?

Dr. Mario Alonso Puig: Hay muchos que me hubiera gustado conocer tanto en Oriente como en Occidente, si me tuviera que quedar con uno, sin ninguna duda  me quedaría con Jesús de Nazaret, sin duda.

Jesús Sierra Crespo: Dime algo de lo que estés convencido pero que no puedas probar. ¿Hay algo?.

Dr. Mario Alonso Puig: Si, yo estoy convencido que hay una inteligencia llena de amor y de sabiduría que organiza, ordena el cosmos y que siempre, aunque no lo veamos está a nuestro favor.

Jesús Sierra Crespo: ¿Hay algo en lo que hayas cambiado radicalmente de opinión en los últimos años, pocos, en los dos tres años, algo que hayas cambiado de opinión?

Dr. Mario Alonso Puig: Bueno, yo durante muchos años me he dedicado a estudiar, reflexionar, a investigar en distintas áreas, lo que me he dado cuenta es que hay ciertos espacios en el ser humano  a los que no se puede llegar desde la investigación, solo se puede llegar desde el silencio, la serenidad y la apertura confiada, es decir, precisamente cuando silencias la mente puedes acceder a espacios que están llenos de ilusión y están llenos de oportunidades.

Jesús Sierra Crespo: Y la última pregunta Mario, si pudieras levantar el teléfono y tener una corta conversación con el Mario Alonso Puig de veinte años, bueno que imagino que estaría en la facultad de medicina…

Dr. Mario Alonso Puig: No, veinte años no estaba en la facultad de medicina, yo con veinte años ya estaba operando,  pero intensamente.

Jesús Sierra Crespo:! Ah ¡ Ya estabas operando? Pues razón de más, ¿Qué le dirías o qué consejo le darías  a este joven?

Dr. Mario Alonso Puig: Yo le diría que todo en la vida suma, que incluso en los momentos de más dificultad, siempre hay una oportunidad de aprendizaje, le diría que sea agradecido incluso ante aquellas cosas que no le gusten, que sepa siempre buscar el lado positivo de las cosas, y que jamás se olvide de que en la vida lo más importante no es lo que tú vas a obtener sino lo que tú puedes dar.

Jesús Sierra Crespo: Pues con eso Dr. Mario Alonso Puig ha sido un placer, muchísimas gracias por venir a Followmyfriend y hasta la próxima.

Dr. Mario Alonso Puig: Igualmente Jesús, hasta la próxima.

4 Replies to “Dr. Mario Alonso Puig: Mecanismos del Miedo”

  1. Muy interesante la entrevista. Poco a poco el misterio de algunos mecanismos cerebrales va desvelándose. Gracias a su divulgación aprendemos más sobre la complejidad del ser humano y de la propia vida. \r\nMuchas gracias.

  2. Jesus, todo un regalo poder escuchar y ver a Mario en tu espacio….\r\nmuchas gracias por hacerlo possible…

Leave a Reply

Your email address will not be published.