Vicente Alciturri: Semicrol, Empresa y Condustismo

Vicente Alciturri Gandarillas es gerente de Semicrol, una empresa tecnológica con sede España y filiales en México y en Colombia.

En este episodio, le pregunto a Vicente por:

Si se más indentificado con el término empresario o con término emprendedor.

A qué se refiere cuando dice: Que las abuelas vuelvan a enseñar en las escuelas de negocios y quitemos de en medio a todos los que utilizan el paradigma del conductismo.

Qué no se está enseñando en las escuelas de negocios.

I+D en las empresas, a veces uno tiene la sensación de que se habla de i+d  de lo que se hace.

Lo que piensa de las ayudas y las subvenciones de la administración, si realmente valen para algo en el largo plazo.

Pongamos, una empresa que funciona, que factura, en beneficios y está financieramente bien estructurada. Qué cualidades cree que debe tener su gerente para seguir haciéndola crecer.

Cada vez más jóvenes se plantean no ir a la universidad, quizá más en el mundo anglosajón que en el latino, pero es una tendencia que está ganando momento. ¿Hacen bien?

Por las cualidades a las que deben prestar atención los jóvenes recién licenciados a la hora de venderse como candidatos.

Su visión del riesgo, como hay una visión mitificada de la manera en que los grandes empresarios gestionan el riesgo, se hace creer que es un constante doble-o-nada, cuando en realidad es lo contrario.

Lo que opina sobre la pérdida de confianza en las empresas a medida en que se hacen muy grandes, principalmente por la dilución de responsabilidades y la impersonalización de las acciones que se toman.

Donde ve a Semicrol en unos años.

Qué haría en otra vida si no pudiera ser empresario. 

Con qué refrán o dicho está en desacuerdo.

___________________________

Jesús Sierra Crespo: Hoy estoy con Vicente Alciturri, empresario y gerente de Semicrol una empresa tecnológica, con sede en España y con filiares en México y Colombia, de momento, Vicente, bienvenido.

Vicente Alciturri: Efectivamente Jesús, buenos días.

Jesús Sierra Crespo: Muchas gracias por venir. ¿Te sientes más identificado, Vicente, con el término empresario o con el término emprendedor?, porque ahora parece que  emprendedor está muy en boga ¿no?

Vicente Alciturri: Ya sabes, nuestra sociedad tiene que ir inventándose palabras para definir las mismas cosas de siempre, tradicionales. Fíjate que yo, ayer mismo hablaba con nuestra gente y ni siquiera hablábamos de emprendedores, o de accionistas, o de staff de la compañía, hablábamos de empresa,  lo importante, realmente para nosotros, es la empresa, y curiosamente es algo que creo que se olvida, es decir hay muchas empresas que están funcionando, que podrían crecer, que se tienen que desarrollar, lo que realmente es una lástima es perder una empresa. O bien  perderla porque desaparece o bien perderla, porque su lugar de toma de decisión se deslocaliza y desaparece de tu entorno. Cuando alguien es capaz de vender una empresa, que también está muy de moda en el tema del emprendedor – he vendido mi empresa – está bien, pero yo creo que es una perdida, salvo que ese mismo emprendedor  vuelva a reinvertir y a tomar una nueva iniciativa como generadora de riqueza. Ayer mismo hablábamos con nuestra gente de lo importante que es nuestra empresa, incluso antes que los propios accionistas y antes que el propio staff.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cómo ente?

Vicente Alciturri: Como ente, ósea hay que cuidarlo, respetarlo y mimarlo, cuando una empresa desaparece, no hay nadie que pueda invertir y no hay nadie que pueda trabajar, y curiosamente estamos perdiendo empresas y es difícil rearmar una empresa nueva. Que llamemos emprendedor al “loco” que arranca una nueva iniciativa, porque es que  hay que estar loco, en el contexto legal y el nivel de riesgo que representa, me da igual que lo llames emprendedor o cualquier otra cosa, pero lo que hablamos es de alguien que arriesga, que busca generación de  riqueza, que lo hace  solo o acompañado y el destino te dirá si tu idea es buena, si no lo es etc., por tanto que cada uno lo llame como crea oportuno.

Jesús Sierra Crespo: En una ponencia reciente, esto lo voy a leer, decías lo siguiente – que las abuelas vuelvan a enseñar en las escuelas de negocios y quitémonos del medio a todos los que utilizan el paradigma del conductismo – ¿Qué es el paradigma del conductismo? Y ¿A qué te refieres con esto de las abuelas?

Vicente Alciturri: Esto está en un contexto del año 2.011, 2.012, creo, cuando la crisis económica barría absolutamente todo en nuestro país. Enseñamos a hacer negocios, ósea enseñamos a gestionar empresas, a obtener el máximo beneficio, etc., sin embargo ¿Qué es lo que ocurre con lo que está alrededor? Hemos conseguido desarrollar,  y además quizás, ajenos a la propia actividad nuestra, es decir, yo puedo estar desarrollando algo y mi entorno constructivo, en aquella época la construcción era el motor que lo movilizaba  todo, había dinero para todo pero realmente el origen de los fondos venia de otro sitio, entonces aprovechamos ese momento en el que, bueno, había dinero para todos, le pasa ahora mismo a EE.UU, las grandes compañías invierten en casi todo, hay mucho dinero para quien tenga una idea o para el que quiera trabajar en el sector tecnológico o de las innovaciones, y bueno las escuelas de negocios lo que nos enseñan es a obtener el máximo beneficio, y está bien , pero en aquellos momentos te dabas cuentas de que hemos buscado el máximo beneficio sin pensar mucho más en el futuro. Posteriormente yo he visto en algunas escuelas, que ahora tratan de transmitir otros valores, además de la obtención de beneficio. Después de esas expresiones, apareció una especie de puesta en escena de – oye, quizás deberíamos obtener beneficio pero en un contexto sostenible tanto económicamente como socialmente sostenible. Y las abuelas de esto sabían un montón, mucho, mucho, ósea son los valores históricos que yo creo que cualquiera…

Jesús Sierra Crespo: ¿Cómo qué por ejemplo, a qué te refieres?

Vicente Alciturri: La confianza, en quien has de tener confianza, la constancia, el valor de la honestidad, el “win to win”, ósea el ganar, ganar dicho como las abuelas – oye, tienes que cederle espacio a la persona con la que estás hablando – tiene que ser algo justo. Entonces yo creo que nos tenía mucho que enseñar – guarda para el futuro, no lo inviertas todo, no lo arriesgues todo – vamos, cosas de sentido común que tradicionalmente han explicado. Ahora sí, le damos palabras en inglés y le damos otra terminología, pero realmente en el fondo hablamos de lo mismo, de sentido común. Y el conductismo es bueno, vivimos en una sociedad en la que prácticamente lo que pide un ciudadano es que el político le diga lo que quiere oír, y claro el político se lo dice, y cualquiera que quiera atraer gente, llevársela a su entorno desde el punto de vista de las ideas, pues – te prometo lo que tú quieres oír – . En Europa ¿Qué estamos haciendo? Estamos marcando desde el punto de vista del desarrollo europeo, cómo tiene que ser el desarrollo, y entonces si no estás en esa línea no accedes a fondos, se te percibe de forma distinta. Ayer  mismo también lo comentábamos – oiga, yo quiero ser dueño de mi propio destino – Creo que algunos del Brexit cuentan lo mismo – quiero ser dueño de mi propio destino – creo que fue Michael Caine quien contaba esto, este hombre decía – mira, he sido pobre, he sido rico y en ambos casos quiero aprender a salir por mí mismo tanto de la pobreza como de la riqueza – y en mi caso, hablábamos ayer de lo mismo, tenemos que ser dueños de nuestro destino, no podemos hacer que nuestra empresa se mueva en pautas que marquen otros, si estamos de acuerdo nos alienaremos, pero desde luego, nuestra investigación, las inversiones que hacemos son con criterio propio no conductista. Y esa filosofía de – si no lo haces de esta manera no vas a tener éxito – pues-  permíteme que me arriesgue, permíteme que lo haga de forma distinta, permíteme que lleve el barco en un rumbo distinto del que me estas marcando – y desafortunadamente ahora mismo desde Europa y los gobiernos Español y locales, además me muevo por toda España, con el mismo tema , todo el mundo habla de la innovación, todo el mundo habla de las mismas pautas, de los mismos paradigmas, yo creo que aquí no hay negocio para todos.

Jesús Sierra Crespo: Háblame de la investigación y desarrollo, es algo muy importante en las empresas, sobre todo en las tecnológicas como en la que estáis vosotros,  el sector tecnológico en el que estáis, pero tengo la sensación de que se habla más de la investigación y el desarrollo de lo que realmente se hace ¿Puede ser?

Vicente Alciturri: Vamos a ver, yo creo que las empresas han evolucionado siempre, lo que ocurre ahora mismo es que el cambio es tan grande, tan acelerado, que exige otro paradigma de funcionamiento. Innovar, vamos yo creo que es algo que  está en la propia idiosincrasia de la empresa, si tu producto no se alinea al mercado, pues difícilmente lo vas a poder hacer. Nuestra aproximación al I+D, como empresa individual, nosotros tenemos estrategia de orientación al producto, producto para la investigación, precisamente, para la investigación en general y para la investigación biosanitaria, con una ascensión importantísima. Esa es una estrategia como compañía, nuestra compañía se orienta al mercado, ósea, nuestra compañía no puede tener una estrategia distinta del mercado, y dentro de esa estrategia hay una parte que es la estrategia de en qué tengo que invertir el dinero para tener nuevos productos, bueno pues nuestra estrategia de innovación está alineada con la estrategia de la compañía y por supuesto alineada con la estrategia del mercado. Y el mercado además  es fluctuante, con lo cual tu innovación tienes que ajustarla de forma paulatina. En Europa, en el tema conductista que estamos comentando, si tu no trabajas en una Smartcity   pues  parece que no estás, antes era la web semántica, es decir hay paradigmas que vienen de Europa, y si no estas en estas líneas estratégicas no recibes fondos – bueno, pues no recibiremos fondos, lo haremos a nuestra manera – por lo tanto, no vamos a seguir el conductismos ni de Europa, ni de cualquier otro gobierno, vamos a hacerlo con nuestro mejor criterio, y desde luego, nuestro foco es el mercado, innovamos, investigamos por lo que nos dicen los clientes ¿Qué le gustaría a este cliente tener o ser? Y nosotros haremos lo posible, con recursos propios o de otros para dar servicio a ese cliente o a ese sector. Y en nuestra estrategia, ya ni siquiera  hablamos de lo que hacemos nosotros, nos queremos dirigir a un mercado y ahí queremos ser los primero, como te digo, con soluciones propias o de terceros si es necesario.

Jesús Sierra Crespo: Has hablado antes un poco, de paso, de subvenciones y de ayudas, no de subvenciones explícitamente, pero bueno, ¿Qué opinas, conceptualmente, porque estoy seguro que en ciertos momentos, ciertas situaciones,  en ciertos lugares, las ayudas gubernamentales en general deben ser útiles, pero conceptualmente qué piensas de las ayudas a la formación de empresas, al emprendimiento, todo esto que esta tan de boga ahora mismo? ¿Crees que eso a largo plazo, realmente, vale para algo?

Vicente Alciturri: Antes de nada, yo tengo que decir, nosotros tenemos un magnífico edificio en el Parque Tecnológico, y hemos recibido ayudas que son préstamos reembolsables, pero que en definitiva es una ayuda, con unos tipos de interés, bueno ahora realmente dirías  que la ayuda es simplemente haberte dado el empujón, porque ahora los tipos de interés son muy bajos, pero bueno en su momento en el año 2.006…

Jesús Sierra Crespo: Perdona que te interrumpa, yo me refiero más a lo conceptual en general, a nivel mundial, el hecho de ayudar a empresas a crecer o a nacer

Vicente Alciturri: Si, pero crecer significa tener infraestructuras donde puedes tener tú, y por eso te digo en el Parque Tecnológico, tenemos unas infraestructuras que comentábamos antes de comenzar la entrevista, gente de Boston que llega y dice – caramba¡ vaya instalaciones – por tanto también tu percepción de cara al exterior contribuye, hemos desarrollado productos, productos de innovación donde también hemos recibido, pues eso, créditos reembolsables y una parte de la ayuda, por tanto, dicho esto, yo estoy en el juego, es decir, recibo esto , ahora me tienes que ver en la foto hablando con el Secretario de Estado, diciéndole y  pidiéndole que por favor, termine con todas las subvenciones y todas las ayudas. Quiero decir, que es importante, primero yo reconozco te decía, el edificio, hemos desarrollado productos que nos han costado una inversión importante, ahora mismo Sodercan nos ayuda en el tema de la internalización, pero nosotros no nos movemos ni porque hayamos tenido ayudas para tener este  edificio, ni por desarrollar un producto, ni por dejar de ser internacionales si no hay ayudas. Dicho esto, al Secretario de Estado – termina por favor con todas las subvenciones, termina con todo, ósea que las reglas de mercado para todas las compañías sean el propio mercado, ósea podrás hacer temas singulares, bueno, hasta lo puedo llegar a aceptar, pero esto a medio y largo plazo, lo único que provoca son auténticos profesionales que buscan la subvención – Te decía, nosotros tenemos estrategia y estrategia en la innovación y está orientado al mercado, hay compañías que tienes estrategia y estrategia a la innovación que está orientada a los fondos y a las ayudas, con lo cual ves que están cambiando permanentemente de estrategia empresarial en función de si hay fondos en una determinada posición u otra, y esto me parece que a largo plazo … posiblemente algunas obtengan retorno, es probable, pero muchas de ellas es una inversión que realmente no aporta ningún valor.

Jesús Sierra Crespo: Pongamos una empresa que ya, más o menos, está consolidada, quiero decir que no está en sus primeros estadios de formación, digamos que está en beneficios, financieramente sólida, una empresa sana ¿Qué cualidades debe tener su  gerente para hacerla crecer?

Vicente Alciturri: Yo creo que es importante rodearte de gente … creo que lo cuenta mucha gente, cada vez que entrevistas a alguien dice – para mí lo importante es el equipo – bueno, pues yo después de mucho tiempo me reafirmo en esta idea, la asumo, porque entiendo que yo gerenciar una organización, ahora somos 65 personas, queremos ser 100, queremos crecer, lo que es importante es que tengas el equipo de trabajo con esa capacidad de generar equipo, tener buenas ideas, de edades distintas porque no se afrontan los desarrollos con una edad que con otra, y para mí sería – monta un equipo de gente realmente comprometida con el proyecto, que lo entienda, que forme parte del proyecto – y eso hay que gestionarlo de distintas maneras, es decir incluso ser generoso en la involucración tanto en lo que hay que hacer como en el retorno a obtener, y nosotros estamos siguiendo esa filosofía, en nuestro grupo, la gente que lidera tiene que ver su retribución compensada con ese esfuerzo, con esa dedicación. Tenemos básicamente una filosofía, me gustaría que al final del año, en un ranquin económico, cada cual se vea qué riquezas va a generar y llevarse a su casa  y que sea correspondida exactamente con la correlación de valor. Entonces cuando tienes gente comprometida, y montar el mejor equipo, no es fácil, es todo un trabajo de cultivar como cualquier otro, cultivar las personas, saber quién tiene valía, quien aporta, a partir de ahí, yo creo que es muy fácil, entenderte con la mirada, comprometerte. Nuestro nivel de compromiso, ahora mismo, que tenemos funcionando nos hacen decir expresiones como la siguiente – a mí me da exactamente igual tener un cliente, mañana, en Barcelona que en Bogotá, yo tomaré un avión, viajaré de noche, me ducharé y estaré trabajando con el cambio horario – y esto para una empresa pequeña forma parte de la idiosincrasia propia del grupo, del equipo que la acepta.

Jesús Sierra Crespo: Vicente, cada vez más jóvenes se plantean no ir a la universidad, incluso pudiendo, no es como antiguamente que quien  podía ir a la universidad iba, ahora, quizás más en el mundo anglosajón esto se está acelerando más, pero también en el latino, incluso en España, está pasando ya que muchos jóvenes consideran que el esfuerzo en tiempo, el esfuerzo económico incluso mental que supone, pues, estar, cuatro o cinco años estudiando, no compensa, no tiene retorno, consideran que no va a ver retorno, y como digo que quizás esto es más evidente en el mundo anglosajón, que en el mundo latino o español ¿ Tú crees que hacen bien, los que toman esa vía, quiero decir?

Vicente Alciturri: Yo lo que sí puedo contarte es lo que hacemos dentro de nuestra organización cuando reclutamos, no sé muy bien como lo hará el resto. Prácticamente, buscamos gente con una capacidad intelectual alta, lo que sepan en este momento no es tan importante relativamente, lo que es importante es la capacidad de entrar a formar parte de un proyecto, tener la inteligencia suficiente para ir adaptándose permanentemente, entender la relación entre personas, saber integrarte en el equipo de trabajo que no es trivial. Haciendo alguna   anécdota cuando alguien me invita a alguna universidad a que cuente a los chicos que han terminado dos carreras alguna recomendación, yo lo primero que hago es felicitarles porque han superado una serie de barreras y les digo – oye y después de estas carreras, tenéis un buen nivel de inglés, habéis hecho la dinámica de grupo, de trabajar, de entenderos, de equipo, habéis subido al monte en cordada para saber en quien podéis confiar y en quien no – claro el murmullo va incresciendo – este no se entera de que es esto – bueno, pues yo sigo provocando – bueno, y habéis hecho los temas de supervivencia con … – ya el murmullo es tan grande que digo – ¿ah, qué no?- y les digo – ¿Pero habéis estudiado los Espacios de Hilbert?- y responden – claro¡ – ¿ Y la Transformada de Laplace?- y vuelven a responder – hombre, claro – y les digo, – vale, pues mira pasado mañana , no sé qué porcentaje de vosotros volverá a ver la transformada de Laplace y los Espacios de Hilbert, probablemente ninguno, pero la relación con personas, con tu compañero, con tu jefe, con tu subordinado, con tus clientes, que todos tus clientes son extraordinarios, con tus proveedores , todo ese conjunto de habilidades lo vais a encontrar pasado mañana, los Espacios de Hilbert, os puedo asegurar que no se si los vais a volver a ver – Con lo cual, tenemos una formación que debería estar mucho más horizonteizada en determinaos  aspectos, que alguien de nuestros jóvenes no tenga un buen nivel de inglés, y no hablo de poder ir a Londres, hablo de algo más alto, manejar un tercer idioma, hacer presentaciones, tener capacidad de comunicación, empatizar, son habilidades que es difícil obtener en la Universidad. Yo creo que lo comentábamos antes, gran parte de las habilidades que yo puedo tener para gerenciar , prácticamente vienen de las fases previas, cuando diriges grupos de gente, cuando sales al monte con grupos, cuando asumes responsabilidades, cuando te enfrentas a un montón de responsabilidades que habitualmente no has tenido, y esa madurez te la da esa exposición. Entonces nosotros contratamos, nos da exactamente igual, y a pesar de esto hemos tenido alguna interferencia desde algún colegio profesional que dicen – pues Ustedes deberían poner explícitamente este perfil – pues lamentablemente, ni lo hemos hecho, ni lo vamos a hacer, a pesar del ruido mediático que se pueda generar. La gente con valor, ahora mismo importamos de cualquier origen de formación, cualquiera, gente, normalmente hacemos un aprendizaje de mes y medio, que somos capaces de incorporarlos, que una vez que tenemos esa formación, sabemos que los próximos 6 meses es más formación, y más formación, y sabemos que hay que invertir y mucho, y lo invertimos y damos la formación nosotros.

Jesús Sierra Crespo: Me gustaría hablar de riesgo, de riesgo en el mundo de la empresa, Vicente. Creo que hay una visión un poco mitificada, de la gente que no está en entorno empresarial, de cómo se gestionan los riesgos, mucha gente piensa que es una especie de doble o nada continuo, una especie de casino, cuando en realidad, los empresarios que más éxito tienen es precisamente  porque no han tomado decisiones del todo o nada durante su carrera  y han preferido seguir  “jugando”, ¿Tu como gestionas el riesgo en Semicrol, tu personalmente, has tenido en tu historia profesional algún momento en el que hayas tenido que arriesgar demasiado, por circunstancia X, te haya salido bien o te haya salido mal? ¿Cómo es tu relación con el riesgo empresarial?

Vicente Alciturri: Bueno yo creo que al riesgo, normalmente, hay que mirarle desde distintas ópticas y una sola visión no es buena. Nosotros cuando analizamos algún proyecto nuevo, alguien que te propone cosas nuevas, realmente lo llevamos a un comité que hay diferentes puntos de vista sobre el mismo riesgo, el concepto todo o nada, normalmente no existe, toda iniciativa hay aspectos positivos y aspectos, bueno, que son sombras que uno tiene que cuidar, y te puedo asegurar que sobre la misma realidad o sobre el mismo proyecto hay perfiles distintos y cuando lo pones en una mezcla a cocinar, realmente en seguida salen ideas mucho más frescas y desde luego de consenso ¿Por qué? Porque luego la iniciativa y el riesgo viene asociado con la actuación de  cada uno de los que estamos implicados en el proyecto. Ósea, el mismo nivel de riesgo con alguien que es indolente es exponencial, alguien que asume, que mantiene la posición, mantiene el barco contra viento y marea, el riesgo si es, pero está en otra foto.  Por tanto, la implicación del equipo, y vuelvo a lo primero, es vital, primero que formen parte de la toma de decisión y una vez que tienes ese grupo ante cualquier riesgo, pues como la vida misma.

Jesús Sierra Crespo: ¿No dirías que socialmente hay cierta pérdida de confianza, por parte de la población en general, a medida que una empresa se hace más grande? En las grandes corporaciones , hay cierta impersonalización , cierta dilución de responsabilidades, ciertos entes que entran ahí, están los accionistas, el consejo de administración, el CEO, los trabajadores, entonces a medida que una empresa se hace más grande de cierta manera su imagen , entre comillas empeora, ¿Tú crees que esto tiene solución? ¿Cómo verías tú, si Semicrol tuviera 30.000 trabajadores, qué harías para que esto no pasara?

Vicente Alciturri: No tenemos una filosofía de ese nivel de crecimiento, bueno, hay colegas que si han hecho esto, han hecho crecer por agregación, ósea o lo haces orgánico o lo haces inorgánico, es decir externamente incorporando otras compañías porque la intención es vender, ósea la intención es ponerlo en valor y venderlo. Nuestra aproximación ha sido un poco distinto, seguramente por nuestra propia idiosincrasia de las personas que participamos en este proyecto, y es que somos técnicos que en el sector que realmente se ha movido, con vida propia, es decir que   la tecnología, yo desde principios de los años 70 , pues no hago más que ir aprendiendo y transformando y estoy en un rio en el que bueno, vas aprendiendo y vas haciendo, entonces, tener tamaño, pues creo que es importante, nuestra propia idiosincrasia, y las empresas españolas tienen este gravísimo  problema,  que es el tamaño, el tamaño es importante sobre todo para competir mundialmente. Es difícil, yo a través de la Confederación Española, de la que formo parte, porque soy vicepresidente, nos preocupan de nuestra industria a nivel de España, dos cosas, una es el tamaño de las empresas , ósea ¿Cómo hacer que nuestras empresas sean más grandes? Y cuando tienes empresas de 100 trabajadores, de 70 o de 50, que han sido desarrolladas por personas o figuras muy concretas, el hacer que esas personas se integren todas juntas en un mismo proyecto no es sencillo; y otro problema que también hemos estado analizando es la transformación de productos a proyectos. Salir por el mundo haciendo proyectos en el sector de la tecnología es prácticamente imposible, empresas que viven territorialmente  o dentro del país, pero que hacen proyectos muy relacionados con la idiosincrasia del país y nuestra idea o lo que tratamos de exponer es que hay que buscar producto, producto internacional, producto que sea desplegable de una forma directa o indirecta a través de partnes o de socios en otros lugares, pero de ese tamaño. Las empresas de 30.000 trabajadores, son empresas muy consolidadas y yo creo que llegar a ese tamaño, ahora mismo, es difícil, no digo que sea imposible, pero es difícil, muy difícil.

Jesús Sierra Crespo: ¿Dónde ves a Semicrol en 15 o 30 años, donde te gustaría que estuviera? ¿Piensas en un horizonte temporal tan lejano?

Vicente Alciturri: Bueno, yo creo que hacemos en planes estratégicos para los próximos dos años, en 15 o 30 años … Bueno a mi lo que me gustaría es que fuera una compañía que hubiese crecido de tamaño, que la toma de decisión pudiera estar territorialmente, con lo que ello conlleva, estamos en un territorio que está sufriendo una  perdiendo empresarial importante, y cualquier empresa que sea capaz de mantenerse, de generar riqueza, pues creo que será un valor importante territorialmente, es decir  puedes pensar globalmente pero tienes que intentar vivir en tu territorio a pesar, como nos pasa a nosotros, que el porcentaje de nuestros ingresos procede, pues diría que una cuantía muy grande fuera de Cantabria y desde luego fuera de España.

Jesús Sierra Crespo: ¿Qué harías en otra vida, Vicente, si no pudieras ser empresario? En la siguiente vida ya están repartidos todos los papeles y ya no puedes ser empresario, porque  están todos cogidos y tienes que escoger  otra cosa ¿Hay otra cosa que te apasiona?

Vicente Alciturri:   Si, me apasionan las lenguas, me gustaría hablar múltiples idiomas, manejar lenguas con cierta facilidad, me gusta la música tengo buena oreja, entonces creo que con ambas dos podríamos hacer una buena combinación.

Jesús Sierra Crespo: ¿Qué idioma que no hablas te gustaría hablar, uno raro?

Vicente Alciturri: No sé yo creo que el alemán me gustaría hablarlo bien, me cuesta, soy incapaz.

Jesús Sierra Crespo: ¿Para la siguiente vida, no?

Vicente Alciturri: Si, hablando un poquito de Ingles, un poquito de francés y un poquito de alemán me sentiría más confortable.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cuál dirías que ha sido tu mayor fracaso en la vida, entre comillas, fracaso quiero decir empresarial o personal, no sé, algo que mirando para atrás digas – me equivoqué –

Vicente Alciturri: Sabes lo que pasa que, yo soy optimista por naturaleza, entonces ante un fracaso lo que entiendo, es que es una enseñanza, no lo considero un fracaso como tal, es una forma de ser. ¿Qué hubieras hecho en aquel momento? Mira, las variantes del contexto de entorno en aquel momento, eran las que eran, tome la decisión que fue la mejor, porque fue reflexionada y la tomé, teniendo en cuenta que el riesgo y las decisiones son para tomarlas, jamás me he hecho esa pregunta, es decir ¿Qué hubieras hecho en esa circunstancia? Y además lo expreso – mira, no sé qué decisión tengo que tomar, pero en unas condiciones de contorno determinadas es posible que llegue a cambiar hasta de opinión, puede ser, pero en aquellas circunstancias, lo que hice lo volvería a repetir – .

Jesús Sierra Crespo: ¿Hay algún refrán que te irrite especialmente, por incorrecto a tu modo de ver o algún típico dicho que dice cierta gente?

Vicente  Alciturri: Algunos tienen sentido, algunos tienen mucha sabiduría popular, no lo sé, el tema este de “la letra con sangre entra” y cosas de este tipo son un poco… bueno del esfuerzo, yo entiendo el esfuerzo y además soy de esfuerzo, sé que nada se consigue sin mucho esfuerzo, ósea si no eres capaz de poner cuerpo, de arriesgar, de poner tu voluntad, alma, corazón y vida, es difícil.

Jesús Sierra Crespo: ¿Tienes alguna creencia o estas convencido de algo, que sorprende mucho a la gente cuando te conoce?

Vicente Alciturri: La gente que mejor me conoce es mi mujer, y a ella no la sorprende nada en absoluto, con ella no tengo capacidad de sorpresa, todo lo contrario. Cuando alguien me dice – ¿Oye, a ti quien te hace coach?- Pues yo lo tengo muy fácil, yo voy a mi casa, la pregunto a mi mujer y vamos, me da un diagnostico con un nivel de certeza que estoy asustado, por lo tanto, además yo que  normalmente trato, por mi carácter, de ser bastante elocuente, mi mujer me baja los humos, pero vamos, fantásticamente, es la mejor coach.

Jesús Sierra Crespo: Y la última pregunta Vicente ¿Si pudieras levantar el teléfono, y tener una corta conversación con el Vicente Alciturri de 20 años, qué le dirías o qué consejo le darías?

Vicente Alciturri: Vas a ser un tío afortunado.

Jesús Sierra Crespo: Pues con eso… muchísimas gracias Vicente por venir al Podcast, ha sido un placer y que siga yendo todo bien en Semicrol.

Vicente Alciturri: Un placer, sin duda estamos en ello.

Leave a Reply

Your email address will not be published.