¿COMO PASA ALGUIEN DE HACER AUTOPSIAS A LA NATACIÓN SINCRONIZADA?

 

Después de más de una década dedicada a la anatomía patológica en el entorno hospitalario convencional, un día la Dra. Isabel Belaustegui se dio cuenta de que esa no era la manera en la quería hacer medicina. Desde entonces, ejerce de lo que ella llama ser médico del siglo XXI. Isabel es experta en nutrición y estilo de vida y nadadora máster de natación sincronizada. En esta entrevista hablamos, entre otras muchas cosas, sobre:

  • Lo que es la medicina integrativa (medicina del siglo XXI).
  • Qué denominador común comparten los médicos.
  • Qué diferencia a un buen médico de uno excelente.
  • Tres hábitos nutricionales para mejorar mi salud.
  • Por qué están aumentando tanto los casos de cáncer.
  • Maneras de expander nuestra zona de comfort.

—————

Jesús Sierra Crespo: Bienvenida Isabel.

Isabel Belaustegui: Gracias Jesús.

Jesús Sierra Crespo: Oye en tu perfil de twitter dices que eres médico del S.XXI ¿Qué diferencia hay entre un médico del S.XXI y un médico del S.XX?

Isabel Belaustegui: Bueno, una gran diferencia, la medicina que hemos hecho hasta ahora estaba basada en una sistema de creencias y en conocimientos que se transmitían  apoyados en ese paradigma del S.XVII, esto es , basada en la física newtoniana, que dice que hay una relación directa, lineal, causa efecto y en el método científico de Descartes, que propuso que para entender la naturaleza había que dividirla en sus partes, y además, y eso es algo fundamental, separó la mente del cuerpo. La medicina del S.XXI tiene que integrar todas esas partes, porque es algo que se nos olvidó hacer una vez estudiadas, y además ahora ya sabemos que el todo es mucho más que la suma de las partes, y tiene que tener en cuenta que el ser humano no es una máquina que se estropea cuyas partes hay que reparar, sino un ser que esta formado por una estructura física que es el cuerpo, pero tambien por una mente, y unas emociones y un espíritu, entonces hay que tener todo eso en cuenta para poder tratar al paciente, de una manera más adecuada.

Jesús Sierra Crespo: ¿ Y eso es ser médico del S.XXI, tener en cuenta todo eso e integrarlo de cierta manera?.

Isabel Beláustegui: Si, eso es.

Jesús Sierra Crespo: Oye se me ha olvidado decir en la introducción que además ¿eres nadadora de natación sincronizada?. De eso tenemos que hablar ahora, en un ratito, ¿eh?.

Isabel Beláustegui: Si, encantada.

Jesús Sierra Crespo: De la natación sincronizada y de cómo has llegado ahí. La verdad es que tienes una trayectoria, en fin, larga y extensa, pero quiero que nos expliques muy someramente lo que es la anatomía patológica, ¿Por qué lo estudiaste? Y ¿Qué aprendiste como persona, durante ese periodo de formación como patóloga?.

Isabel Beláustegui: La anatomía patológica, es una especialidad de diagnóstico, según  la imagen que vemos de las lesiones al microscopio y ¿Cómo se hace esto? Pues cualquier tejido u órgano que se extirpa o cualquier muestra que se toma, es decir, tanto una biopsia como una citología, le sonará a la gente que nos está escuchando, todo esto se envía al departamento de anatomía patológica, allí se procesa, se fija y se consigue que las estructuras sean  sólidas, para luego cortarlo en láminas muy finitas, teñirlo con distintos colorantes que se unen a los distintos componentes del tejido y luego el patólogo lo mira  al microscopio, entonces lo que conseguimos es ver cual es el estado de las células, el aspecto, bueno de las células, de la matriz extracelular, de los vasos, de los nervios, todos los componentes que hay en ese órgano o en ese fragmento de tejido, de esa manera podemos dar un diagnóstico, según lo que vemos en esa fotografía , podemos decir que es tal enfermedad y eso es fundamental para poder empezar toda una secuencia de tratamientos, según la enfermedad que tengan.

Jesús Sierra Crespo: ¿Ósea, que a partir de vuestro análisis, digamos, se desencadena o no, uno u otro tratamiento?

Isabel Beláustegui: Exacto, si eso es, tenemos, hay otra parte de anatomía patológica que es muy interesante,  no se hace en todos los hospitales, pero donde yo trabaje si, que son las autopsias, entonces eso es , bueno, el diagnostico perfecto porque tenemos todo el cuerpo para ver lo que ha sucedido ahí, pero sobre todo tiene una labor más, casi de investigación de cara al futuro al resto de los pacientes, pues ver  como una enfermedad ha evolucionado, como un tratamiento ha repercutido, si ha tenido efectos secundarios, como una cirugía se ha complicado o no.

Jesús Sierra Crespo: Ósea, ¿que sois los C.S.I de España?

Isabel Beláustegui: Más o menos, si porque las autopsias las hacen también los médicos forenses, esos son los de verdad los C.S.I, nosotros ayudamos.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cuándo terminaste tu periodo de formación como patóloga te concedieron el premio fin de residencia, que si entiendo bien, es una especie de aportación financiera para desarrollar un proyecto de investigación, ¿no?, y lo rechazaste, me he enterado, sin que ahondes mucho en el tema, pero ¿Por qué lo rechazaste? y primero , disculpa, ¿en qué consistía el proyecto que financiaba  este premio? Y luego,si, ¿Por qué decidiste no continuar con el?

Isabel Beláustegui: El proyecto que fue premiado se titulaba “Factores de susceptibilidad genética a infecciones por virus en pacientes trasplantados  de pulmón” y consistía en descubrir cuáles eran esos genes que hacían más susceptibles a los receptores de un trasplante a sufrir una de las complicaciones  más graves  post trasplante que es una infección vírica, era muy interesante, fue premiado, para mí fue una satisfacción inmensa, una alegría enorme, porque era el reconocimiento a un gran trabajo que yo llevaba realizando durante años, pero tuve que declinar, porque no pude más, mi cuerpo… llevaba muchos años sometida a mucha tensión y estirando la cuerda, pues,   más allá de lo que podía y al final se rompió, y bueno,  yo pensaba que realmente  estaba yendo más allá de lo que yo podía asumir y decidí parar , es curioso que en los últimos días de especialidad, y fue cuando anunciaron la noticia del premio, yo iba somatizando, iba teniendo distintos síntomas cada día me sucedía una cosa, hasta que me rompí un dedo del pie, y pensé..”¿Qué  más me va a pasar? ¿Como no pare, esto  va a ir a más?” y bueno realmente me costó, lo sentí por las personas que habían confiado en mi mucho, pero , bueno por primera vez en mi vida me di la prioridad a mí y a mi salud…

Jesús Sierra Crespo: Enhorabuena por eso, para ayudar a los demás primero tienes que estar tu bien, sino no puedes ayudar a nadie.

Isabel Beláustegui: Sin duda, exacto, pero bueno hay que llegar a ello y lo comprobé los siguientes meses no podía hacer otra cosa más que dormir y comer, dar un paseo… ósea, realmente estaba agotada física y mentalmente, fue…

Jesús Sierra Crespo: ¿Ya no había más Isabel que  exprimir, que estrujar?

Isabel Beláustegui: No, y bueno, fue muy interesante, en ese momento se podía leer como un fracaso ¿no? me habían dado un premio pero no podía asumirlo, pero ahora con la perspectiva  del tiempo, me doy cuenta que fue una gran oportunidad, porque ahí comenzó también un camino muy interesante de descubrir otras cosas y de cuidar de mi.´

Jesús Sierra Crespo: Que bien, enhorabuena, eso es lo primero. Volviendo a lo de médico del S.XXI, sé que las generalizaciones son peligrosas y conviene huir de ellas, pero dime ¿cómo es el médico típico?¿Cómo es el médico? ¿Cómo es  el candidato a estudiante de medicina? ¿Cómo es el médico cuando acaba su periodo de formación?

Isabel Beláustegui: El médico tipo ya tiene una personalidad definida cuando entra en la escuela de medicina, es , pues , una persona inteligente, estudiosa, le gusta aprender, está orientado hacia  los demás, le gusta cuidar, es un poco intelectualoide, un poco raro, un poco, bueno, tímido, un poco con cierta tendencia al aislamiento social y luego tiene dos características fundamentales que son ; competitivo y exigente, y que tiene como una intolerancia al error, con esto quiero decir que por un lado, son características que debe tener para hacer una carrera así, y luego para ejercer esa profesión que es tan exigente  con jornadas tan largas, y es verdad que esa idea de ser perfecto se alimenta durante la formación y luego durante el ejercicio porque cometer errores siendo medico es algo que…

Jesús Sierra Crespo: ¿Qué tiene consecuencias graves?

Isabel Beláustegui:  Exacto, estamos jugando con la vida, la muerte el sufrimiento entonces es lógico pensar que eso es inadmisible pero  resulta que los médicos somos humanos, somos falibles y por  tanto cometemos errores, entonces es algo que cuesta mucho entender, que podemos cometer errores, que de hecho los vamos a cometer,  porque, primero, la medicina cambia constantemente lo que hoy es cierto mañana no lo será, luego por muy bien que tu  hagas un procedimiento puedes cometer algún error, porque te hayas equivocado, porque no hayas sido suficientemente habilidoso porque hayas tenido un mal día, lo que sea y luego porque además la respuesta en las personas es diferente y una idiosincrasia que hace que un tratamiento resulte de una manera o de otra que pueda, que produzca un efecto secundario o no, una complicación…

Jesús Sierra Crespo: ¿Dependiendo del paciente, quieres decir?

Isabel Beláustegui:  Dependiendo del paciente, entonces todo eso junto, lleva a la certeza de que vas a cometer un error, y sin embargo somos personas muy autoexigentes y no entendemos que eso es algo normal, que es natural que ocurra y no nos permitimos el error, nos exigimos la perfección y deberíamos exigirnos mejorar, pero no querer ser perfectos porque eso es inalcanzable, entonces durante muchos años podemos estar arrastrando el peso por haber cometido un error, y la ansiedad por ello y eso genera mucho sufrimiento también.

Jesús Sierra Crespo: Ósea perfeccionistas y exigentes consigo mismo e incapaces de … o ¿ tenéis dificultad en asumir que en la vida hay un margen de error  que hay que vivir con ello, ¿no, aunque se busque la perfección? ¿Qué diferencia a un médico de uno excelente?

Isabel Belaustegui: Pues un buen medico es un buen técnico, tiene grandes conocimientos, esta al día, ejerce muy bien su trabajo, es habilidoso pero un médico excelente va más allá y aparte de eso, ejerce su profesión con amor, sabe tratar al paciente a nivel personal, sabe respetarle independientemente de la ideología, la raza, la religión y esta abierto al conocimiento, y no quiero decir que lean muchos artículos de las mismas revistas, sino que es capaz de buscar de otras fuentes, escuchar a otras personas que opinen de una manera diferente a otros terapeutas, porque eso enriquece mucho y el puede incorporarlo o no, pero podrá decirle al paciente que hay otras posibilidades o inspirar esa esperanza al paciente cuando hay casos muy grabes, ¿no? trastornos que desde la medicina son incurables o no hay nada más que hacer, eso por ejemplo, para mi ha sido un gran aprendizaje, cuando un médico dice – no hay nada que hacer –  en realidad debería decir – dentro de lo que yo sé, no puedo hacer nada más, pero sé que fuera hay otras posibilidades que tal vez le ayuden –  y eso solo lo hace un médico excelente que tiene una apertura mental y de conocimiento.

Jesús Sierra Crespo: Tu trayectoria personal y como médico es cuanto menos curiosa, es decir has tenido una formación convencional, como médico, ortodoxa y has ido, corrígeme si me equivoco,  evolucionando hacia una medicina integrativa, eres master en terapia neural, que bueno, podemos entrar o no que nos expliques lo que es eso, que no sé si es necesario, has investigado mucho sobre alimentación, sobre nutrición, sobre un montón de formas de hacer medicina que no son necesariamente las que os enseñan en la facultad ¿Cómo ha ocurrido este proceso?¿Cómo ha sido y por qué ha ocurrido?, si es que ¿ ha habido un momento en el que tu dijiste “tengo que buscar otra cosa” o “tengo que evolucionar” o es algo que viene de una manera orgánica y natural ¿¿Cómo ha sido el proceso?

Isabel Beláustegui:  Vino de una manera natural, yo no lo provoqué, bueno no lo provoque conscientemente, no fui a por ello, pero todo empezó en ese año sabático que se suponía que iba a ser ese tiempo de descanso que me concedía tras anunciar el premio,  y  bueno pues tenía que recuperarme , me dedique a cuidarme, a descansar, lo que os he explicado, pero luego pensé – bueno, vamos a aprovechar este año, vamos a hacer algo que me apetezca  que no se va a repetir esta oportunidad probablemente, vamos a sacarle jugo a estos meses –  ¿no? Y entonces aproveche para estudiar nutrición que era lo que a mí siempre me había gustado, y por casualidad hice un curso de la nutrición según la medicina tradicional china, y aquello fue una revelación porque,  claro, supongo que todo viene ya de atrás, y yo ya  durante la carrera y la especialización yo ya me planteaba ciertas cuestiones que veía que no era lo que la gente se preguntaba, pero yo consideraba que estaba equivocada, porque bueno esa la verdad con mayúsculas, luego lo mío eran unas locuras que me pasaban por la cabeza, pero con este curso de nutrición vi que no, que había una respuesta, que de esas preguntas que yo hacía eran correctas, que desde la medicina tradicional china, todo eso se había contemplado , que había explicación, bueno eso fue el germen, el núcleo o el catalizador para que yo me metiera en ello, como médico me parecía que era fundamental que teníamos que saber realmente de nutrición los médicos , para ayudar a la gente con nuestra práctica diaria, pero también para enseñarles ,entonces , pues eso me fue llevando a hacer más cursos de nutrición fue como la primera parcela fuera de la medicina convencional en la que yo me metí y ahí descubrí un mundo entero y de , pues eso, de investigaciones que se estaban haciendo, de artículos interesantísimos, de ciencia rigurosa pero que no aparecían nada ni en nuestros libros de texto ni en las revistas que consultábamos habitualmente, entonces eso ya me fue… como haciendo ver que había otras cosas ¿no? y eso me llevo primero a dar consejos a amigos, a familiares , luego a otras personas, luego me pedían más cosas y acabe montando una consulta de nutrición, y en la consulta de nutrición luego vi, bueno que había limitaciones para esto, y en lugar de dar fármacos, de quitar síntomas yo quería ir un poquito más allá , y entonces  seguí buscando otras cosas, y así por ejemplo descubrí  la terapia neural, y acabo siendo, se convirtió en una consulta de medicina integrativa , que quiere decir  que es simplemente la medicina que  integra lo mejor de la medicina convencional , que era, pues mi formación básica y lo mejor de la medicina alternativa, hay montones de terapias , de disciplinas, pero bueno yo me centre en la terapia neural, en la nutrición, y bueno tomaba algunas cositas de otras para poder ayudar a los pacientes, ósea que fue la manera  natural en la que fueron surgiendo las cosas y yo me deje llevar

Jesús Sierra Crespo: Ósea, veo que es un campo amplísimo y no podemos hablar de todo porque tampoco… tampoco podemos extendernos tanto, pero si me gustaría tocar, rápidamente dos temas, uno la nutrición y otro el cáncer, ¿vale? Sé que están relacionados pero en cuanto la nutrición no… simplemente lo te pediría es que nos des para nuestros oyentes  unos consejos básicos de hábitos de vida nutricionales que puedan implementar mañana mismo y que tengan una incidencia sustancial en su vida.

Isabel Beláustegui: Vale, pues eso, esto daría para hablar muchas horas.

Jesús Sierra Crespo: Lo sé, lo sé, pero bueno

Isabel Beláustegui:  Si solo puedo coger tres cosas … vale, voy a decir solamente tres consejos, pero antes quiero decir que en lugar de buscar  pues el elemento estrella, el hábito súper saludable, la panacea , la fórmula mágica , algo que es fundamental en nuestra vida es eliminar lo que nos hace daño  que es lo que algunas personas llaman la vía negativa, y a mí me gusta mucho porque es eso, quita, quita de tu vida lo que te esté perjudicando constantemente en lugar de querer tapar sobre eso ¿no? Entonces lo que voy a decir es tres alimentos que conviene eliminar de nuestra vida, y no hace falta esperar a mañana, si estáis escuchando esto podéis ir ya directamente a los armarios de la cocina y tirar estas sustancias. Primero, azucares, azúcar refinado, el azúcar blanco por supuesto, el moreno que es, bueno un blanco teñido, todo tipos de azucares, los edulcorantes químicos, la sacarina, la aspartamo, todo esto hace muchísimo daño al organismo ¿no me puedo meter verdad?

Jesús Sierra Crespo: No, no, sería alargarnos mucho, otro día

Isabel Beláustegui: Vale, pues azucares fuera, segundo consejo las harinas refinadas, es decir la harina blanca, finita, pues el pan blanco, la bollería industrial, todos estos productos las galletas normales, las pastas, todo lo que se hace con estas harinas refinadas.

Jesús Sierra Crespo: Vale, ¿Y la tercera?

Isabel Beláustegui:  Y el tercero los lácteos, sobre todo la leche y el queso, fundamental reducirlo, claro, aquí también quiero hacer una puntualización, si la persona está bien, está sana o solamente tiene algunos malestares o un poco de sobrepeso , unas dolencias, cositas leves, eh bueno pues  que se reduzca un poco el consumo de estos alimentos, pero si es una persona con una enfermedad grave, como un cáncer  por ejemplo o una fibromialgia, bueno realmente un estado de enfermedad entonces ahí hay que hacer el esfuerzo y eliminar estas sustancias completamente de la dieta.

Jesús Sierra Crespo: Vale, ósea ¿Fuera azucares, fuera harinas refinadas y reducir lo más posible lácteos?

Isabel Beláustegui:  Si

Jesús Sierra Crespo: Y en otro programa ahondaremos en el tema nutricional.

Isabel Beláustegui: Vale, si, si perfecto si.

Jesús Sierra Crespo: Lo mismo, sin alargarnos mucho, danos una foto de…. Bueno, primero defínenos, por favor, lo que es el cáncer y danos una foto, lo más resumida posible también, de por qué están aumentando tanto los casos de cáncer en los últimos años.

Isabel Beláustegui: Esto es muy difícil el contarlo en poco tiempo.

Jesús Sierra Crespo: Bueno, que tampoco tenemos tan poco tiempo, puedes explayar te un poquito.

Isabel Beláustegui: Esta pregunta de ¿qué es el cáncer? es súper interesante porque es lo que realmente deberíamos hacernos, cuestionarnos realmente que es el cáncer para poder ayudar a tratarlo. Vamos repitiendo, nos lo van enseñando y vamos transmitiendo y vamos haciendo investigaciones, estudios, publicaciones que van reforzando esa idea de que el cáncer es una cosa así como que las células se amotinan, se vuelven locas, se multiplican sin control, salen de su órgano de origen e invaden el organismo y acaban con él y pueden acabar produciendo la muerte, eso es algo que a mí me llamaba la atención porque tenemos un potencial  inmenso de respuesta, los estímulos, tanto generando una enfermedad como para recuperar la salud, y el organismo es muy sabio. No tenía lógica para mí que las células se volvieran locas y fueran a atacar al propio organismo. Y entonces están surgiendo otras teorías, y avaladas con experimentos muy interesantes con rigor científico que vienen a decir que  el cáncer por un lado, una explicación es que se trata de una enfermedad inflamatoria, quiero decir con esto que en respuesta al tipo de vida , al estrés, a la alimentación, a la contaminación  bueno a todos estos  estresores constantes  se produce una cascada de sustancias , la liberación  de todas las sustancias pro inflamatorias en nuestro organismo, que generan  distintas enfermedades y entre ellas el cáncer, eso conlleva también que hay una alteración del sistema inmune , a lo largo de nuestra vida todos vamos generando microtumores, tumores microscópicos que nuestro sistema inmune detecta y los neutraliza  y los elimina, entonces si este sistema inmune esta  alterado por un tipo de vida proinflamatorio impide que responda adecuadamente y nos libre de nuestros tumores, y estos tumores quedan ahí y van progresando hasta que nos generan un cáncer. Esta es una de las teorías y otra teoría muy interesante es que el cáncer es una enfermedad epigenetica no es únicamente que hay genes que están relacionados con el desarrollo del  cáncer, los genes por si solos no se expresan no son autoemergentes, necesitan un estímulo para expresarse o quedar silenciados, entonces esto es otra aproximación muy interesante al cáncer, no se trata de descubrir cuáles son los genes que están relacionados con un tipo de cáncer u otro, sino ver cuáles son los factores que hacen que esos genes se expresen, y entonces la célula se vuelva loca y prolifere y de lugar a este cáncer. Incluso hay estudios que están demostrando que no es la célula la que inicia un proceso tumoral sino el espacio en el que esa célula se encuentra que  es la matriz extracelular. Por eso digo que la respuesta a ¿qué es el cáncer? es muy amplia, pero bueno como idea, nos podemos quedar con que es mucho más que una rebelión de células y que es una respuesta del organismo a estímulos que están generando esa reacción.

Jesús Sierra Crespo: Bueno, en otro programa me gustaría ahondar en esto.

Natación sincronizada, ¿Cómo llega… ¿Cómo pasa alguien de hacer autopsias, descuartizar cadáveres y mirar al microscopio a ser nadadora de natación sincronizada?, porque es una de las actividades que ocupa mucho de tu tiempo  diariamente ¿no? ¿Cómo ha sido esto? Y ¿Qué es lo que te gusta de la sincro?¿ Que tiene la sincro de especial?

Isabel Beláustegui: Bueno, antes que nada quiero decir que empecé a hacer natación sincronizada hace cinco años, que es algo sorprendente porque normalmente se empieza en la infancia y bueno y las nadadoras adultas es que llevan toda la vida haciendo natación sincronizada. Y  bueno, pues era el sueño de mi vida cuando yo era niña, no pude hacerlo por circunstancias familiares y ahí quedo, pero a mí me encantaba el agua y nadaba, y jugaba a hacer volteretas y a ser un delfín y estas cosas y bueno era ahí, bueno como la espinita clavada en el corazón ¿no? – hay que pena, no he podido- ya cumplidos los treinta estaba claro que no…

Jesús Sierra Crespo:  Y hace cinco años un dia  dijiste – hasta aquí –

Isabel Beláustegui : Bueno,  hace cinco años con treinta y cinco años, un día se presentó la oportunidad y fue muy divertido porque vi un cartel en el gimnasio en el que yo entrenaba,  anunciando que se hacía un cursillo, se convocaba un cursillo de natación sincronizada para niñas y adultas , y claro yo lo vi y me dije- esta es mi oportunidad, no puedo dejarlo pasar – y lo que pasa es que para que se formara el grupo, para que hubiera ese cursillo de adultas  tenía que formarse un grupo, y entonces,  bueno me pareció estupendo, y se lo fui diciendo a las amigas, a mis compañeras, a las chicas  que veía en el vestuario, pero nadie quería apuntarse a hacer natación sincronizada, yo no lo podía entender, porque para mí es un deporte precioso, es un arte,  es bailar en el agua y además es que es eso yo lo tenía ahí desde niña, entonces bueno, pues yo iba cada poco a preguntar cómo iba el grupo  de adultas, y ahí no había grupo, y la víspera de comenzar el curso, pues me acerque a la persona que organizaba estos cursos y le pregunte – no, no ha salido grupo, no hay más adultas,  no hay grupo – y bueno – yo esto no lo puedo dejar pasar – así que me presente al día siguiente, fui un poquito antes de que terminará la clase de las niñas, me senté allí, con mi bañador, con mi gorrito, mis gafas, preparada y claro, debían de pensar que era alguna de las madres de las niñas, alguna tía que había ido a ver a los sobrinos o algo así, pero no, cuando terminaron me acerque  a la entrenadora y le explique eso – mira, es que quiero, deseo, me muero por hacer natación sincronizada, no ha salido grupo, pero te pido por favor que permitas, aunque sea vengo con las niñas y me acepto, y bueno ese cursillo se convirtió en dos, en todo el año entrenando  con ella.

Jesús Sierra Crespo: ¿ Y ahora tienes tu propia entrenadora personal y todo?

Isabel Beláustegui: Si ahora entreno a diario dos horas todos los días entre Santander y Madrid, en Madrid hay una persona que me supervisa.

Jesús Sierra Crespo: ¿Y entrenas todos los días?

Isabel Beláustegui: Si,  bueno con gran placer.

Jesús Sierra Crespo: ¿Cómo una moto?

Isabel Beláustegui: Si, y bueno como deporte muy complicado, quizá en parte eso me gusta, porque tiene esa parte estética, plástica, de bailar, de expresar  en el agua y luego bueno como deporte es muy completo porque necesitas fuerza, expresividad, resistencia, elasticidad, capacidad pulmonar y bueno ahí estoy, si, si, encantada, feliz.

Jesús Sierra Crespo: Pues genial, enhorabuena. Isabel eres un ejemplo para mucha gente, por la trayectoria que has tenido, por los cambios que has sido capaz de hacer en tu vida, ¿no? pasar de un mundo pequeño a un mundo grande, ósea has presionado contra los muros de tu existencia ¿no? me pongo un poco filosófico pero bueno, te quiero decir que has conseguido expandir tu zona de confort, has pasado de ser una médico normal que trabaja ahí en un trabajito a practicar una medicina mucho más amplia, ser nadadora de natación sincronizada, en fin, bueno ¿Qué consejo le darías a alguien que nos puede estar oyendo y que también quiere o siente como el impulso interior de hacer pequeños cambios en su vida, pequeños o grandes, pero que no sabe muy bien por donde empezar? ¿Qué le dirías, que pasos les dirías que pueden dar?

Isabel Beláustegui: Lo primero es  parar y escucharse, creo eso que cualquier cambio aunque sea llamativo o no, ósea importante o no , de cara a fuera, a lo social o algo muy personal, todos esos cambios son súper importantes y el cuerpo lo sabe, entonces lo primero es parar y escucharte y notar como .. que estas sintiendo, si te sientes satisfecho o no, algo que no terminas de estar convencido, –  es que.. –  o – noto – es que me muero por hacer … – lo que sea, puede ser lo que sea, cualquier cosa, pero que este ahí, que este como pulsando ¿no? yo creo que eso es muy importante, da o puede dar mucho vértigo, miedo, pero merece la pena, eso es muy importante, mirar hacia dónde quieres ir y marcarte ese objetivo, y en lugar de verlo como un problema  – uf fíjate he perdido todo este tiempo en no hacer tal cosa – o – ¿ a dónde voy yo ahora con tantos años?    o – Si he hecho todo esto toda la vida ¿cómo voy a hacer ahora un cambio?- o – ¿si he estado con esta persona toda la vida como voy a cambiar ahora? – lo que sea, etc, etc. etc. lo que cada uno note ahí que está pendiente ¿no? de cambio, si en lugar de ver eso como un problema, un drama, lo vemos como un reto – si he hecho esto toda la vida pero… pues ahora igual me atrevo a cambiar – o    he estado con esta persona hasta ahora, pero igual ahora yo quiero algo mejor, algo diferente – o – no he hecho esto que tanto me apetecía todos estos años pero igual ahora tengo la oportunidad – verlo así, verlo como un reto como un desafío, eso hace un cambio impresionante, eso además se ha demostrado por medición de cortisol en sangre que es una hormona del estrés, que es necesaria para reaccionar ante una amenaza, pero cuando se mantiene esa situación de amenaza, de miedo , de – no me atrevo, esto es un problemón – el cortisol se eleva en sangre y eso sumado a otra sustancia que se eleva a nivel cerebral, que es el glutamato, eso acaba dañando las neuronas, ósea que el miedo te hace más tonto, y sin embargo el verlo como un desafío y como una oportunidad, se ha visto por técnicas de imagen cerebral, que aumenta el riego sanguíneo en la zona frontal del cerebro , que es una zona que nos hace poder pensar de una manera más creativa y tener más la iniciativa, y se ha visto que células madre que están en una región especifica del cerebro se transforman en nuevas neuronas y se establecen nuevas conexiones entre las neuronas, ósea que ser valiente, atrevido te hace más inteligente, entonces yo recomendaría también aunque de mucho miedo  atreverse a decir – no venga pero  voy a ir a por ello, o lo voy a intentar, o bueno esto es una oportunidad –

Jesús Sierra Crespo:  ¿Ir hacia los miedos?

Isabel Beláustegui: Si, y luego creo que ayuda mucho también buscar modelos, personas que ya hayan conseguido eso que tú quieres o algo parecido, que se han atrevido a dar ese cambio fijarte en ellos y juntarte, hablar, escucharlos o si no los conoces  porque son personas  a lo mejor famosas o así, pues ver videos o leer  sus libros porque eso también, hablando de neuroanatomía o neurofisiología activa unas neuronas especiales que tenemos que son las neuronas espejo , que son neuronas que están en la zona premotora, son neuronas que preparan a las neuronas motoras a la acción, entonces cuando nos imaginamos haciendo algo o cuando vemos a alguien haciendo algo que nosotros hacer, estas neuronas se activan, se entrenan y facilitan el camino para que luego podamos hacer esa acción, así que buscar un modelo también es una buena herramienta.

Jesús Sierra Crespo: Genial. Quiero ir ya terminando para no pasarme con los tiempos y ser   respetuoso además  contigo. Unas últimas preguntas que son genéricas a todos mis invitados y que disparo.

Isabel Beláustegui: Vale, vamos allá.

Jesús Sierra Crespo: ¿Que es para ti el éxito y que personas son exitosas?

Isabel Beláustegui: El éxito es el despliegue de nuestros potenciales y considero exitosas a las personas que con sus cartas hacen una buena partida.

Jesús Sierra Crespo: Me encanta. Si tuvieras para ti la contraportada del periódico de mayor tirada del país, la contraportada , y puedes poner ahí lo que quieras , un mensaje, una foto, el mensaje que quieras ¿Qué pondrías?.

Isabel Beláustegui: Pues pondría, “el porvenir está por hacer, tu creas tu vida a cada instante” por ejemplo, por eso que acabamos de hablar la plasticidad cerebral y los desafíos.

Jesús Sierra Crespo: ¿Con que refrán o dicho estas más en desacuerdo?

Isabel Beláustegui: No me gusta ese refrán que dice “piensa mal y acertarás “creo que es mucho más constructivo, y nos hace mejores y nos da más oportunidades pensar en positivo.

Jesús Sierra Crespo: Y productivo, ¿no?

Isabel Beláustegui: Si

Jesús Sierra Crespo: Si fueras ministro de educación de este país imaginario, en el que tienes poderes absolutos ¿Qué libro o libros serían de lectura obligada, para todo candidato a diplomado de educación secundaria?, es decir libro obligado para los adolescentes.

Isabel Beláustegui: Pues sería obligado el libro de Viktor  Frankl “El hombre en busca de sentido” es una lección de humanidad y de vida, y de cuál es el sentido de la vida en si ¿no? de la manera más destilada posible. Este Viktor Frankl para el que no le conozca, fue un médico neurólogo y psiquiatra vienes , judío, pues eso, que en su treintena vivía en Viena en los años 40 entonces, bueno, pues llego un momento en que tuvo que decidir si escapaba de la persecución nazi o si se quedaba en Viena con su familia y bueno después de mucho cavilar , decidió quedarse para no dejar solos a sus padres y bueno acabaron todos en distintos campos de concentración y paso tres años en campos de concentración y ahí, mira esto es un buenísimo ejemplo de este cambio de actitud, el decidió afrontar esto no como un drama sino como un desafío – vamos a ver si soy capaz de vivir lo que yo hablo y escribo –  y bueno pues tuvo una experiencia  impresionante, se centró… lo que quiso fue explicar cómo era la psicología de un prisionero, y como cambia la psicología de una persona cuando está en un campo de concentración y buscar el sentido último de la vida, y bueno todo esto lo escribió al salir, no es un libro morboso ni escrito desde el rencor y la venganza, pero es un libro con una gran, gran lección de humanidad.

Jesús Sierra Crespo: Luego pondremos la nota del autor y el libro en el blog, ¿vale?  Followmyfriend.com  y estará toda la información. Y una última pregunta Isabel, si pudieras hacer una llamada telefónica a la Isabel Beláustegui de veinte años, que imagino que estaría pues en la facultad de medicina ¿no? y pudieras hablar con esta joven mujer, ¿Qué le dirías o qué consejo le darías?

Isabel Beláustegui: Pues le diría que dejara de beber leche y comer trigo, que le hubiera ido muy bien, y le diría que confiara más en sí misma, que iba bien , que se atreviera a hablar un poquito más, que no tuviera tanto miedo de expresar lo que pensaba  y lo que sentía, y confiara más en sí misma.

Jesús Sierra Crespo: Isabel ha sido un placer como siempre hablar contigo. ¿Dónde puede la gente saber más de ti, tienes un blog? ¿Cómo puede la gente contactar contigo?

Isabel Beláustegui: Si, tengo un blog www. hatakama.com y bueno…

Jesús Sierra Crespo: Imagino que ahí pueden contactar

Isabel Beláustegui: Si,  ahí pueden leer, voy escribiendo artículos dando consejos, bueno muchas cosas, y pueden también contactar conmigo , y luego en la cuenta de twitter  y linkedin isabel belaustegui.

Jesús Sierra Crespo: Perfecto, Isabel muchas gracias, hasta la próxima, chao.

Isabel Beláustegui: Gracias a ti.

 

3 Replies to “¿COMO PASA ALGUIEN DE HACER AUTOPSIAS A LA NATACIÓN SINCRONIZADA?”

  1. He visto tu entrevista y me ha producido una agradable sensación de sensibilidad, de vida, de sabiduría y de una adecuada reflexión profunda y corporal. Enhorabuena y que tu vida siga siendo fecunda y duradera.

Leave a Reply

Your email address will not be published.